Escúchenos en línea

Preocupa conversión de agentes federales en alguaciles en Arizona

Agencia EFE. Desde Tucson. | 26 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Activistas en Arizona mostraron su preocupación ante la noticia de que el alguacil del condado Pima solicitó a la Junta de Supervisores permitir que agentes de la Patrulla Fronteriza puedan fungir como alguaciles en este condado. "Este es una peligrosa propuesta que podría incrementar el acoso en contra de nuestra comunidad", dijo este miércoles a Efe Isabel García, abogada y directora de la Coalición de los Derechos Humanos en Arizona. Indicó que si esta medida es aprobada por la junta de Supervisores del condado Pima los agentes de la Patrulla Fronteriza tendrían la autoridad de un alguacil para detener y cuestionar a una persona que cometa una presunta infracción de tráfico. El condado Pima abarca gran parte de la frontera entre Arizona y Sonora (México), incluye las ciudades fronterizas de Nogales y de Tucson, las cuales se han convertido en el paso de contrabandistas de indocumentados, mejor conocidos como "coyotes" o "polleros". En una misiva enviada a los Supervisores la semana pasada, el alguacil del condado Pima, Clarence Dupnik, aseguró que esta medida ayudará a combatir la criminalidad relacionada con el tráfico de indocumentados y de drogas. En opinión del oficial, es importante que los agentes fronterizos tengan estas funciones, particularmente cuando se encuentran investigando un caso, bien en áreas remotas o rurales del condado. Pero para personas como García, la propuesta podría significar un incremento en los casos de detenciones bajo perfil racial. Opinión que comparte Kat Rodríguez, activista que trabaja con los inmigrantes deportados en los albergues ubicados en ciudades fronterizas del lado mexicano. "Aunque los oficiales digan que no existe el perfil racial, sabes que el solo hecho de que una persona de apariencia mexicana maneje una camioneta 4x4, traiga sombrero y venga escuchando música en español, puede ser motivo para que la policía lo pare", dijo Rodríguez. Actualmente la presencia de la Patrulla Fronteriza en ciudades como Tucson es mucho menor que en otras ciudades como Nogales. "Si los agentes fronterizos se convierten en alguaciles, podríamos ver una mayor detención de personas dentro de las ciudades por infracciones menores de tránsito", sostuvo la activista. El alguacil Dupnik no proveyó información sobre cuántos oficiales fronterizos podrían recibir el nuevo rango. Actualmente la Patrulla Fronteriza sector Tucson, que abarca parte del condado Pima, tiene asignados más de 2.000 agentes. El alguacil del condado Pima no es la única autoridad en Arizona que busca incrementar su relación con agentes federales de inmigración. Desde principios de este año, el alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, obtuvo la certificación para que varios de sus agentes pudieran ejercer funciones migratorias y cuestionar a un detenido sobre su estatus en el país. Actualmente un comité especial nombrado por el alcalde de Phoenix, Phil Gordon, estudia reformar una ordenanza que permita a los policías de esta ciudad contactar a Inmigración cuando detengan a un indocumentado, aunque se trate de una ofensa de tráfico. "Estamos viendo que otras agencias del orden por lo general están buscando convertir sus oficiales en agentes fronterizos, pero aquí, será al revés, los agentes de la Patrulla Fronteriza se convertirían en alguaciles, y la verdad yo creo que es mucho peor", opinó García. Se espera que la Junta de Supervisores del condado Pima discuta la propuesta de Dupnik el próximo 2 de enero.

Descarga la aplicación

en google play en google play