Escúchenos en línea

Doce inmigrantes cubanos llegan a Florida, otros 38 naufragaron

Agencias. Desde Miami/La Habana. | 27 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Doce inmigrantes cubanos, seis hombres y seis mujeres, llegaron este jueves a la costa sur de Florida, donde fueron recogidos por una lancha rápida de la policía, informó la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. La tripulación de un barco pesquero que faenaba en la zona alertó a la policía y a la Guardia Costera de que un grupo de personas gritaba y hacía señas desde el pequeño cayo situado a unas 12 millas de tierra firme. Los cubanos, que se encuentran en buen estado de salud, fueron trasladados en una lancha rápida de la policía del condado de Miami-Dade a Homestead, en el extremo sur del estado de Florida, donde les esperaba la Patrulla Fronteriza estadounidense. La legislación estadounidense conocida como “pies secos/pies mojados” permite a los cubanos que logran pisar tierra firme de EEUU permanecer en el país y al cabo de un año obtener la residencia. Sin embargo, según los convenios migratorios entre La Habana y Washigton, los que son interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de la orilla, deben ser repatriados. En Cuba, otras 38 personas, incluidas nueve niños, están en paradero desconocido tras partir el pasado 23 de noviembre por el norte de la provincia cubana de Matanzas rumbo a EEUU, sin que los familiares conozcan hasta el momento su destino. El naufragio permanecía este jueves bajo hermetismo, sin que hasta ahora las autoridades de La Habana, confirmen el número de desaparecidos y supervivientes, y las circunstancias de la tragedia ocurrida el pasado fin de semana. El bote zarpó frente a las costas de Santa Cruz del Norte, poblado ubicado a unos 50 kilómetros de La Habana, y al parecer volcó en horas de la madrugada entre el 21 y 22 de diciembre en aguas territoriales cubanas, por razones aún no esclarecidas, según fuentes extraoficiales. La mayoría de los pasajeros está desaparecida, de acuerdo con los informes. Versiones de Guardacostas de Miami indican que 11 personas podrían haber sido rescatadas y al menos dos cadáveres fueron hallados. El cadáver de Yosvani Vera, un joven de 28 años, fue entregado a sus familiares por las autoridades cubanas en Aguada de Pasajeros, en Cienfuegos. "Él trabajaba en un bicitaxi. Iban 28 personas en la lancha y se viró, perecieron casi todos, entre ellos el hijo de mi primo; lo trajeron y lo velamos aquí. Según la información que tenemos hay tres vivos. No se sabe bien cómo pasó, nada en concreto", dijo una pariente de Vera. Las autoridades no emitieron hasta ahora ningún informe, en tanto que funcionarios y guardacostas norteamericanos dijeron estar informados del caso, aunque señalaron la confusión de los hechos. "(El naufragio ocurrió en aguas territoriales de Cuba, había 11 personas recuperadas (vivas) y dos muertos. Estamos trabajando conjuntamente con la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) para determinar si se necesita una búsqueda en aguas internacionales", aseveró la oficial Jennifer Johnson, de la Guardia Costera de Miami. Un funcionario de la SINA en Cuba señaló que guardacostas cubanos les informaron de que la "tragedia afectó a ciudadanos cubanos que trataban de emigrar y que sucedió en aguas cubanas". "Guardacostas de Estados Unidos están investigando, estamos pendientes", declaró. La embarcación llevaba personas de varias zonas del país que intentaban emigrar con la ayuda de contrabandistas, según versiones preliminares. "No se sabe cuántas personas eran, pero fue cerca de la costa", comentó un habitante del pueblo de Santa Cruz del Norte. Estados Unidos responsabiliza del éxodo al gobierno cubano pues señala que los emigrantes escapan de la situación económica y falta de libertades políticas; pero La Habana acusa a Washington de estimular las salidas ilegales con la Ley de Ajuste Cubano (1966), que da residencia y trabajo a los que lleguen por cualquier vía a ese país.

Descarga la aplicación

en google play en google play