Escúchenos en línea

Los inmigrantes, objetivo de la política al otro lado de la frontera

LaOpinion.com. Desde Ciudad México. | 2 de Enero de 2008 a las 00:00
Se fue 2007, un año de ir y venir de políticos mexicanos de un lado a otro de la frontera en busca de fortalecer su relación con la comunidad mexicana en California. La visita de más de una decena de gobernadores y de al menos cuatro secretarios de Estado; giras promocionales de un ex presidente y la búsqueda de una base para los partidos políticos, marcaron 2007 como un año en el que la política mexicana constantemente cruzó la frontera. Aunque desde hace muchos años es una costumbre que los gobernadores de diferentes estados visiten a su comunidad radicada en California, en los últimos años, y a raíz de un avance en la organización de las comunidades migrantes mexicanas, se ha visto un aumento en los esfuerzos que realizan las autoridades de gobierno y los actores políticos para acercarse a los oriundos de sus entidades. "No debemos dejar de lado a la gente que vive acá y que aporta mucho al estado, a dar una contribución muy significativa al desarrollo social de Michoacán", decía hace unos días el gobernador de esa entidad, Lázaro Cárdenas Batel, a un par de meses de dejar el cargo. Cárdenas Batel es uno de los gobernadores que se ha caracterizado por sus constantes visitas a su comunidad en California. Es el caso también de Amalia García, de Zacatecas; o los gobernadores de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, anteriormente, y Juan Manuel Oliva durante este año. Algunos otros mandatarios visitaron California durante el año que se fue, como Patricio Patrón Laviada, de Yucatán; José Reyes Baeza, de Chihuahua; Enrique Peña Nieto, del Estado de México, o Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal. Estos dos últimos, además, "suenan" para ser candidatos a la Presidencia por el PRI y el PRD, respectivamente, en el 2012. Y si bien durante los períodos de campaña los políticos suelen voltear los ojos hacia el norte, hay algunos, como Mario Marín, gobernador de Puebla, que entre sus meses de campaña y los primeros de gobierno, llegó a venir hasta tres veces; sin embargo, en el periodo posterior ha brillado por su ausencia, a pesar de haberse comprometido públicamente con su comunidad para venir a finales de 2006. Fidel Herrera, mandatario de Veracruz, también tiene deudas pendientes con su comunidad. Aunque a principios de 2007 estuvo en Los Ángeles, en esa ocasión faltó a una cita con la Federación de Veracruz, aduciendo razones personales. La reunión no fue reprogramada en el resto del año. Caso distinto, el de Ney González, gobernador de Nayarit, quien realizó su primera visita a California como gobernador electo y se comprometió a abrir una Casa Nayarit para su paisanos de este lado. En agosto pasado, González estuvo en la ciudad de Santa Ana cumpliendo su promesa. Por el lado de los secretarios de Estado, Josefina Vázquez Mota, de Educación; Beatriz Zavala, de Desarrollo Social; Alberto Cárdenas, de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural; y José Ángel Córdova, de Salud, sostuvieron reuniones con líderes de la comunidad para escuchar sus peticiones y plantear propuestas rumbo a una cooperación del gobierno federal con los migrantes mexicanos en Estados Unidos. En todos los casos, se comprometieron a volver en los próximos meses para presentar un balance de su labor. Sin embargo la visita más esperada, la del presidente Felipe Calderón, no llegó. Hace un par de meses el mandatario sostuvo una reunión en la Ciudad de México con 20 líderes migrantes, a los que convocó para consultarles sobre el mejor momento para realizar dicha visita. Se espera que sea durante este febrero de 2008 cuando el Presidente pise suelo californiano para reunirse con su comunidad. Quien sí estuvo un par de veces aquí fue su esposa, la primera dama Margarita Zavala. En ambas ocasiones, la visita, discreta y de bajo perfil, tuvo como objetivo participar en conferencias relacionadas con el tema de la mujer. Y cero política. No se puede decir lo mismo del ex presidente Vicente Fox, quien en el marco de las conferencias que algunas organizaciones le han invitado a dar, y las giras promocionales de su libro, ha buscado constantemente ser el centro de atención con declaraciones polémicas relacionadas con la política mexicana, el gobierno de ese país y su relación con Estados Unidos. Fue el propio Fox, acompañado del entonces presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Espino, quien tomó protesta a un grupo de líderes comunitarios de Estados Unidos para que figuren como representantes y consejeros de ese partido en este país, lo que parece indicar que a pesar del cambio de año, la política que cruza fronteras está muy lejos de quedar atrás.

Descarga la aplicación

en google play en google play