Escúchenos en línea

Mexicana «repatriada» con sus 3 hijos estadounidenses

LaVoz.com. Desde Tucson. | 1 de Enero de 2008 a las 00:00
Una indocumentada de 23 años con tres hijos nacidos en Estados Unidos, incluido uno de apenas tres semanas, regresó voluntariamente a México esta semana, después de un hecho que, según sus partidarios, fue una experiencia desgarradora con las autoridades durante una parada de tránsito. Antes de partir del país el lunes, Miriam Avilés Reyes y grupos de los derechos humanos dijeron que la Policía de Tucson actuó de forma abusiva al pedir la intervención de la Patrulla Fronteriza sin causa necesaria. Los voceros de la Policía de Tucson negaron que el agente James Kneup haya hecho algo incorrecto, sino que se apegó a la política del departamento cuando le ordenó al conductor de una camioneta tipo pickup que se detuviera el 9 de diciembre. La teniente Vicki Reza dijo después que la orden del policía fue sólo una verificación aleatoria de placa de licencia. La revisión mostró que el vehículo tenía el seguro suspendido. Luego de que el conductor, Gustavo Reyes, no mostró una licencia válida para manejar y el agente tuvo problemas para comunicarse en inglés con él o su esposa embarazada y los niños en el vehículo, Kneup llamó a la Patrulla Fronteriza, dijo Reza. "Ellos fueron detenidos por ninguna razón'', afirmó Isabel García, de la organización "Derechos Humanos''. García alegó que tanto el policía como un agente de la Patrulla Fronteriza tuvieron un comportamiento abusivo hacia Aviles-Reyes, al grado de que se puso nerviosa y empezó el trabajo de parto en plena parada de tránsito, aproximadamente dos semanas antes de lo programado. Su marido, también un inmigrante ilegal, fue deportado de inmediato, antes de que ella diera a luz a su hijo Alan el día siguiente.

Descarga la aplicación

en google play en google play