Escúchenos en línea

Arranca polémica liberalización agrícola de México, EEUU y Canadá

Agencia AFP. Desde Ciudad México. | 2 de Enero de 2008 a las 00:00
Más de 1.100 productos agropecuarios, entre ellos el maíz, el frijol y la leche, de México, Estados Unidos y Canadá quedaron libres de aranceles a partir del martes para su comercialización, lo que desató protestas de campesinos mexicanos y la oposición en la frontera norte y en la capital. El TLCAN llega al año 15 de su implementación y con ello entra en vigor el anexo 302 del acuerdo, que libera totalmente de impuestos la importación de productos agropecuarios, procedentes principalmente de Estados Unidos, que según cifras oficiales en 1994 tenían aranceles de 250% y en 2007 de 11%. El primer acto de protesta en contra de esta liberalización comercial tuvo lugar en la frontera norte de México, en Ciudad Juárez (norte), donde unos 200 campesinos formaron un "muro humano" en el puente fronterizo con la localidad estadounidense de El Paso, Texas. El bloqueo del puente fronterizo fue intermitente, si bien los manifestantes mantuvieron cerrados la totalidad de los carriles por espacio de 20 minutos para luego liberar la circulación, según reportes del rotativo El Diario de Ciudad Juárez. Durante la realización del "muro humano", los activistas, que llevaban pancartas con leyendas como "sin maíz no hay país, sin frijol tampoco" y "disculpe las molestias, esto es una revolución", dieron lectura al denominado el "Plan del Chamizal" en el que detallaron sus proclamas. "El gobierno de Felipe Calderón ha prestado oídos sordos a las demandas de la Campaña Nacional sin Maíz no hay País y sin Frijol Tampoco y de prácticamente todos los sectores económicos, sociales y académicos del país que sostienen que el TLCAN tiene que renegociarse", dijo el diputado izquierdista Víctor Quintana. Añadió que del acuerdo comercial se debe "excluir por lo menos el maíz y el frijol, dado que ha sido un desastre para el campo mexicano, para la seguridad alimentaria de la población, e incluso para la seguridad nacional y la gobernabilidad democrática del país". Los sectores campesinos mexicanos y la oposición advierten que la liberalización del comercio de productos agropecuarios dejará en franca desventaja a los campesinos mexicanos, incapaces de competir en precios y volúmenes con los grandes productores del norte. La Confederación Nacional Campesina (CNC), la principal organización de agricultores de México, propone sacar el frijol y el maíz del TLCAN y advierte del riesgo de que países ajenos al TLCAN de Asia o América Latina triangulen sus productos a través de Estados Unidos y lo ofrezcan a menor precio. En el terreno de los subsidios al campo, los productores mexicanos también quedarán rezagados porque, según la CNC, mientras un agricultor de Estados Unidos recibe un apoyo anual de unos 20.000 dólares, un mexicano se tiene que conformar con 770 dólares. En contraste, la secretaría de Agricultura de México aseguró el lunes que están dadas las condiciones para la apertura comercial, ya que "el proceso de desagravación fue paulatino" y en 2007 ya se había cumplido en 90% la eliminación de aranceles, por lo que en 2008 no debe haber "cambios significativos".

Descarga la aplicación

en google play en google play