Escúchenos en línea

La AFL-CIO se asocia con red de jornaleros inmigrantes

José Carreño, diario El Universal, México. Desde Washington. | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
En un importante avance, la central sindical estadounidense AFL-CIO anunció que trabajará con una red nacional de jornaleros inmigrantes, mayormente indocumentados, que son hostigados por grupos antiinmigrantes y gobiernos municipales conservadores. "Los jornaleros en Estados Unidos encaran con frecuencia los más duros problemas en sus sitios de trabajo. Su explotación nos lastima a todos", indicó una declaración de John Sweeney, presidente de la coalición sindical, la mayor de Estados Unidos y una que hasta hace algunos años demandaba acción contra trabajadores indocumentados. La AFL-CIO anunció ayer que se había asociado con la Red Nacional Organizadora de Jornaleros (NDLON por sus siglas en inglés) que llevará a las dos agrupaciones a trabajar juntas en temas que van de derechos en sitios de empleo a reforma migratoria, salud, seguridad y otros temas relacionados con el empleo. La alianza crea una competencia con organizaciones sindicales que hace alrededor de un año se escindieron de la AFL-CIO, incluso dos particularmente activas en vinculaciones con grupos de trabajadores indocumentados, el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio y la Unión Internacional de Jornaleros. La separación de esos sindicatos y de los Teamsters costó a la AFL-CIO un tercio de sus trece millones de afiliados. La NDLON coaliga a por lo menos 30 agrupaciones de atención y ayuda a jornaleros en todo el país. "Es tiempo de acercar a nuestras organizaciones", dijo Sweeney, al señalar que con la alianza "fortaleceremos nuestra capacidad para promover y vigilar los derechos en el sitio de empleo para todos los trabajadores, sindicalizados y no sindicalizados, inmigrantes y no inmigrantes". Pablo Alvarado, secretario ejecutivo de la NDLON, señaló por su parte que "una de las formas de garantizar que los derechos de todos los trabajadores estén protegidos es asegurar que doce millones de indocumentados salgan de las sombras". La decisión de la coalición proporciona a grupos de defensa de los migrantes un poderoso aliado político y laboral, que tiene cabilderos, abogados y contactos políticos propios. Los jornaleros, que frecuentemente se reúnen en estacionamientos de comercios, han sido atacados mediante prohibiciones para reunirse e incluso edictos municipales para penalizar a quienes renten habitaciones a inmigrantes indocumentados.

Descarga la aplicación

en google play en google play