Escúchenos en línea

Abogada hispana de Chicago, representa a miles de abogados

Leticia Espinosa Diario Hoy. Desde Chicago. | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
Atraer la atención del "mundo americano" sobre la necesidad de reformar las leyes de inmigración y difundir cuáles son los beneficios "que los inmigrantes traemos a este país", es una de las misiones de Carlina Tapia-Ruano, recientemente nombrada presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA). Tapia-Ruano, de origen cubano y 51 años de edad, es la primera hispana nombrada al cargo en los 60 años de historia de AILA, y dice sentirse orgullosa de ser la portavoz de los 10,000 abogados de la organización. Graduada de la Escuela de Leyes de la Universidad Loyola, Tapia-Ruano emigró a Estados Unidos como refugiada a los 5 años de edad, junto con sus padres Carlos, América y su hermana mayor, América. Contó que su propia historia, de lucha y asimilación, la identifica con cada uno de sus clientes, porque recuerda que emprender el vuelo en Estados Unidos no fue fácil para la familia. Su padre, un destacado abogado tuvo que emplearse en una fábrica y su madre, quien trabajaba como administradora en Cuba, empezó a trabajar como empleada doméstica. Ambos aprendieron inglés y obtuvieron sus maestrías en estudios de teología, mientras ahorraban para pagar los estudios privados de sus hijas. Para la abogada Tapia-Ruano, madre de dos hijos, Tristan y Elena Gunn, el 2006 marca dos avances importantes en su carrera profesional de 26 años: en sociedad con su esposo Jeffrey Gunn, en mayo abrió su propio buffet de abogados, Tapia Ruano&Gunn P.C., y en junio asumió la dirección de AILA. Contó que como presidenta de AILA, sus prioridades son mantener y mejorar el nivel profesional a sus miembros; promover la litigación de casos en las cortes; y promover una reforma migratoria integral. "Tenemos que dar la cara por nuestros clientes ante el Congreso y decirle a todo el que nos quiera escuchar que las propuestas de inmigración que están ofreciendo son un desastre, y hacer propuesta, decirles, qué funciona y qué no, y sobre todo, aclararles cuáles son los beneficios para el país de legalizar a los indocumentados", señaló. Tapia-Ruano habló el martes ante la conferencia anual de jueces de inmigración en Washington. "Les dije que estamos promoviendo entre nuestros miembros las apelaciones en las cortes federales, porque hay muchos casos en los que no estamos de acuerdo con las decisiones que los jueces toman. Le hice saber que no estamos de acuerdo con su manera de interpretar las leyes de inmigración".

Descarga la aplicación

en google play en google play