Escúchenos en línea

Aumento récord en peticiones de ciudadanía a nivel nacional

Pilar Marrero, diario La Opinión de Los Ángeles. Desde Washington. | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
Las solicitudes de naturalización y el interés de los inmigrantes en información sobre la ciudadanía crecieron espectacularmente en la primera mitad del presente año, una reacción que coincide en el tiempo con los momentos más álgidos de la discusión sobre la reforma migratoria. De acuerdo con cifras proporcionadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), en los primeros seis meses de este año se recibieron 538,219 peticiones de ciudadanía, un aumento del 67% con respecto al mismo período del año anterior. El aumento comenzó en marzo, justo el mes en que comenzaron las manifestaciones masivas y en que el tema de la reforma migratoria se calentó en los pasillos del Congreso y en los medios de comunicación. La tendencia se ha mantenido desde entonces. Además, también fue extraordinario el aumento en las descargas de solicitudes de ciudadanía en la página de internet del USCIS. Hasta el mes de julio, un total de 1 millón 183,913 solicitudes fueron descargadas, un 72% más que el mismo período del año pasado De igual manera, aumentaron en un 37% las solicitudes de ajuste para familiares de ciudadanos o residentes legales. Dan Kane, portavoz del USCIS, no quiso analizar las razones del aumento indicando que ‘no somos los expertos’, mientras que activistas de organizaciones latinas señalaron que han visto un renovado interés de los inmigrantes por obtener un estatus más permanente, a raíz de la discusión sobre el tema migratorio. ‘Un reto que siempre tenemos para incorporar a los inmigrantes al sistema de este país es que relacionen lo que pasa en política con su vida diaria’, señaló Clarisa Martínez, directora de política estatal del Concilio Nacional de la Raza (NCLR). ‘La discusión de la politica migratoria ha tenido ese impacto y hace totalmente relevante en la vida de las personas, las decisiones que se están tomando’. No es la primera vez que se observa este fenómeno ‘defensivo’ de la comunidad, ante un período de fuertes discusiones sobre el tema migratorio. A mediados y finales de los años noventa se dio un auge similar en California, tras la Proposición 187 que eliminaba servicios de salud y educación a los inmigrantes indocumentados y que muchos vieron como un ataque contra los latinos en general. En el caso de California, la ira de los latinos se volvió contra el gobernador Pete Wilson y el partido republicano, que fue castigado en las elecciones de medio término de 1996 perdiendo la mayoría que tenía en la Legislatura estatal. El auge también se reflejó a nivel nacional tras la aprobación de una ley federal, en 1996, que restringió los derechos de las personas no ciudadanas y endureció considerablemente las condiciones legales para los inmigrantes. ‘En los estudios que hemos realizado, sobretodo entre inmigrantes que son elegibles para hacerse ciudadanos y no lo han hecho, hallamos que más allá de las razones prácticas, como el costo, el miedo al examen de ciudanía, tiende a haber una razón subjetiva: no ven la necesidad imperiosa’, explicó Efraín Escobedo de NALEO, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos. ‘Ese estudio en particular lo hicimos el año pasado. Si hacemos ‘fast forward’, ocurre la HR 4437 (la ley aprobada por la Cámara de Representantes que criminaliza a los indocumentados, entre otras cosas) y de repente hay una urgencia’, agrega. ‘Ahora sí se ve la urgencia’. Parte del aumento en las solicitudes se debe a que las organizaciones pro inmigrantes a nivel nacional se han activado por medio de campañas para continuar la movilización política que se vió en las calles durante los meses de marzo, abril y mayo y convertirla en una influencia más permanente en la política.

Descarga la aplicación

en google play en google play