Escúchenos en línea

Si demandan ilegales accidentados, los acusarían de conspiración

Mariana Viayra Ramírez, La Crónica de Hoy, Ciudad de México. | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los sobrevivientes del accidente provocado por la Patrulla Fronteriza en Yuma, Arizona, lo mismo que los familiares de los fallecidos, no podrán interponer demandas judiciales para sancionar a los responsables, debido a que, de acuerdo con las nuevas leyes antiinmigrantes, podrían ser acusados de "conspiración". La organización civil No More Deaths (No Más Muertes) descartó que heridos y deudos emprendan acciones legales con fines de indemnización. En Arizona, quienes solicitan los servicios de un pollero para entrar a Estados Unidos son considerados conspiradores y pueden ser sentenciados hasta con dos años y medio de prisión. "Ese puede ser el destino de los 13 mexicanos que huían de los agentes de la Patrulla Fronteriza", señaló vía telefónica desde Yuma, Arizona, Felipe Sierra, activista de la organización. Comentó sin embargo que para que un caso sea presentando en la corte tienen que existir pruebas contundentes contra el indocumentado, además de su propia confesión, como el testimonio de otros testigos y pruebas de que hubo una transacción monetaria entre el inmigrante y el pollero o coyote. "La nueva ley considera delincuente por conspiración a los indocumentados que le pagan al coyote para entrar a Estados Unidos (…) Es una ley muy controvertida, pero ya la empezaron a aplicar al meter ilegales a la cárcel por ese cargo", lamentó Sierra. El pasado lunes, 22 migrantes viajaban en una camioneta Chevrolet Suburban, cerca de la zona desértica de Yuma, cuando fueron sorprendidos por una Patrulla Fronteriza que inició la persecución. El vehículo repleto de ilegales mexicanos volcó cuando sus llantas fueron reventadas por una cadena de púas colocada ex profeso por impedir el paso de inmigrantes. Narró que los 22 indocumentados se sentían muy seguros por haber cruzado la frontera, pero "fueron descubiertos y trataron de esquivar a la Patrulla Fronteriza y se dieron la voltereta y muchos salieron volando y murieron". El consulado de México en Yuma realiza los trámites legales para repatriar los cuerpos de los fallecidos a sus lugares de origen en nuestro país. En tanto, los heridos graves permanecen en los hospitales de Yuma y Phoenix, en espera de recuperarse y aclarar su situación legal en EU.

Descarga la aplicación

en google play en google play