Escúchenos en línea

Congreso mexicano repudia xenofobia contra ilegales en EEUU

EFE. Desde Ciudad México. | 4 de Enero de 2008 a las 00:00
El Congreso mexicano expresó este viernes su "más enérgico repudio" a las acciones de xenofobia perpetradas contra indocumentados en Estados Unidos, "especialmente las redadas y deportaciones masivas registradas en los últimos meses". La senadora del Partido Acción Nacional (PAN) Adriana González, quien hizo la propuesta del acuerdo aprobado este viernes, condenó además que se hayan casi duplicado los arrestos y deportaciones de indocumentados mexicanos en EE.UU. en 2007, al pasar de 15.452 en 2006 a 30.408 el pasado año, según datos oficiales estadounidenses. Además, pidió al Ejecutivo y al Legislativo insistir en el esclarecimiento del asesinato de cuatro indocumentados de San Luis Potosí ocurrido en Cincinati, en el estado de Ohio, ocurrido a mediados de diciembre pasado. En su primera sesión de trabajos de 2008 la Comisión Permanente, que representa al Legislativo durante los periodos de receso, aprobó por mayoría un punto de acuerdo donde exhortó al Ejecutivo a fortalecer y profundizar la defensa de los indocumentados. El pasado 7 de diciembre el presidente de México, Felipe Calderón, exhortó a los diplomáticos de su país en EE.UU. a que se involucraran en una cruzada para la defensa y protección de los 6,2 millones de indocumentados mexicanos en EE.UU. Entonces el mandatario llamó a los cónsules a tratar de contrarrestar el "encono" y los casos de "odio y discriminación" que se dan contra los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. Sobre el asunto los legisladores expresaron su respaldo a Calderón y reafirmaron la importancia de que en el vecino país se respeten las disposiciones de la Convención de Viena de 1963. El órgano legislativo reiteró su rechazo "a la construcción de barreras y muros" en la frontera común entre ambos países, un plan para el cual el Congreso de EE.UU. ha aprobado una partida de 1.200 millones de dólares. También renovó su llamado a que EE.UU. adopte una reforma migratoria integral que se haga con una perspectiva de "responsabilidad compartida" entre los dos países. El acuerdo alcanzado será enviado al Congreso estadounidense a través de los canales diplomáticos que existen entre ambos países para darlo a conocer a los legisladores estadounidenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play