Escúchenos en línea

«Coyotes» secuestran a otros «coyotes» en Arizona

EFE. Desde Phoenix. | 7 de Enero de 2008 a las 00:00
El tráfico de inmigrantes indocumentados ha llegado a tal punto en la ciudad de Phoenix que hasta los mismos "coyotes" secuestran a otros "coyotes", en una lucha por el control del negocio de tráfico de personas. Agentes policiales rescataron el domingo a dos hombres que se encontraban atados de pies y manos en un apartamento y que se sospecha se dedican al tráfico de indocumentados, explicó este lunes Stacie Derge, portavoz del Departamento de Policía de Phoenix. Las autoridades recibieron una llamada de un hombre que logró escapar de sus secuestradores y denunció los hechos a la policía. "Cuando llegamos solo había dos personas, los secuestradores ya se habían ido llevándose aparentemente una persona con ellos", dijo la detective. Las autoridades señalaron que no es ninguna sorpresa que los mismos "coyotes" secuestren a otros "coyotes". "Lo que nos preocupa ahora es la seguridad de la persona que se llevaron", dijo Derge. Agregó que las autoridades no tienen muchas pistas, dado que los familiares del secuestrado no quieren cooperar con la policía. "Necesitamos el testimonio de esas personas para presentar pruebas, aunque las víctimas también sean un traficantes de humanos", dijo la agente. El incremento en la seguridad en la frontera y la constante vigilancia de agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en carreteras y aeropuertos han dificultado el cruce de los indocumentados que pagan altas cantidades a los traficantes: de 1.500 a 3.000 dólares por persona. Ello ha provocado que bandas organizadas traten de “robar" la mercancía humana a otros "traficantes” una vez que ya han cruzado la frontera y se encuentran en casas de seguridad en Phoenix. Según cifras del ICE, desde marzo de 2003 y hasta septiembre del 2007, se descubrieron 739 casas de seguridad en el área metropolitana de Phoenix. "Muchas de estas casas son detectadas porque una persona logró escapar y pedir ayuda las autoridades", dijo Alonzo Peña, agente especial a cargo de la oficina del ICE en Arizona. Solamente durante los últimos 12 meses se han encontrado más de tres mil indocumentados dentro de esas casas de seguridad y se han presentado cargos en contra de 83 presuntos "coyotes". Peña reconoció la violencia relacionada con las casas de seguridad y las "rivalidades" entre grupos organizados, cuyas confrontaciones cada vez son mas violentas. El año pasado, las autoridades en Phoenix, con el apoyo de la oficina del ICE detuvieron a los miembros de una banda organizada que secuestraba a grupos de indocumentados cuando eran transportados en camionetas. Los secuestradores interceptaban en cuestión de minutos las camionetas y a punta de pistola bajaban a los indocumentados y al "coyote" que les transportaba. La policía afirma que con frecuencia los indocumentados son golpeados y maltratados mientras se encuentran en las casas de seguridad, a merced de los traficantes hasta que sus familias pagan el dinero acordado. "Los contrabandistas se encuentran muy bien armados, en todas las casas encontramos armamento de alto calibre", dijo Peña. De acuerdo al ICE, Phoenix es donde anualmente se registra el mayor número de detecciones de casas de seguridad en todo el país. La creciente violencia asociada con el tráfico humano ha sido una de las razones por las que los servicios policiales locales han firmado acuerdos con el ICE para investigar este tipo de casos.

Descarga la aplicación

en google play en google play