Escúchenos en línea

Indocumentado condenado por despedir a hijo que iba a Agfanistán

EFE. Desde El Paso. | 8 de Enero de 2008 a las 00:00
El mexicano Marcos Antonio Hernández González fue condenado a cuatro meses de prisión por cruzar la frontera como indocumentado para despedir a su hijo, cuando partió en agosto a Afganistán como soldado del Ejército de Estados Unidos. Hernández, de 40 años, fue deportado a México y volvió a entrar ilegalmente a Estados Unidos con el fin de despedirse de su hijo, cuyo batallón fue destinado a Afganistán. La jueza federal que dictó la sentencia en El Paso, Kahleen Cardone, afirmó que entendía las circunstancias inusuales que llevaron a Hernández a entrar ilegalmente en EEUU, pero señaló que aún así debía aplicar la ley. Hernández ya ha cumplido los cuatro meses de prisión, ya que fue encarcelado en agosto, con lo que ha sido puesto en libertad. La jueza no impuso ninguna multa al mexicano, a petición de la fiscalía dadas las circunstancias especiales del caso, según los documentos del tribunal. Hernández, que de acuerdo a su expediente no tiene ningún historial criminal en el país, se enfrentaba por reincidir a la posibilidad de hasta dos años en prisión y el pago de una multa de hasta 250.000 dólares. Los documentos del tribunal federal del distrito oeste de Texas indican que Hernández fue detenido el 16 de agosto por un agente de la Patrulla Fronteriza que le siguió cerca de uno de los principales cruces internacionales de El Paso. Al ser localizado, Hernández y el inmigrante que se encontraba con él tenían lodo hasta las rodillas. Los dos reconocieron que entraron en EEUU sin documentos migratorios. Al ser reincidente, Hernández fue encarcelado ya que en el año 2003 fue repatriado por el área de Nogales (Arizona) y en 1999 por California. La abogada Rita Rodríguez, quien representó como defensora de oficio a Hernández, explicó hoy a Efe que su cliente no tenía la intención de permanecer en el país, ya que ya estaba instalado en México. "Únicamente quería despedirse de su hijo antes de que éste partiera", aclaró. Según abogados defensores de indocumentados, el número de casos por reingreso ilegal que llega a los tribunales y que derivan en una condena ha aumentado en los últimos años, ya que mientras que este delito era considerado anteriormente menor, ahora da lugar a una pena de cárcel. Las sentencias que traen consigo el reingreso indocumentado varían desde libertad condicionada, cuando es la primera vez, hasta varios años en prisión cuando hay varias reincidencias o bien cuando el inmigrante tiene antecedentes penales. La abogada Rodríguez explicó que cuando el inmigrante es procesado penalmente se elimina cualquier posibilidad futura de un ingreso legal en el país. Añadió la abogada que dado que su hijo es un soldado del Ejército de EEUU, Hernández podría haber solicitado un visado temporal para entrar legalmente en EEUU.

Descarga la aplicación

en google play en google play