Escúchenos en línea

Evidencia puede beneficiar a latino condenado en EU

EFE. Desde Des Moines. | 11 de Enero de 2008 a las 00:00
David Flores, ahora de 30 años, fue convicto por el asesinato de Phyllis Davis, ejecutiva de un banco en Des Moines. Davis, de 42 años, había quedado en el medio de un tiroteo entre pandillas rivales cuando recibió el balazo mortal el 8 abril de 1996 por la tarde en el vecindario Oakridge, en ese momento una de las zonas más violentas de la ciudad. Esta semana, el nuevo abogado defensor convenció a un juez del condado Polk a reabrir el caso, ya que un pandillero le habría informado a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que no fue Flores, sino otro hombre (identificado por la defensa de Flores como Raphael Robinson) quien realizó el trágico disparo. El juez Don Nickerson indicó que la nueva audiencia de Flores será en junio de 2008. En esa instancia, no se analizará si Flores es culpable o no de la muerte de Davis, sino si, con la nueva evidencia, el resultado del primer juicio hubiese sido distinto. Si Nickerson dictamina que la nueva evidencia podría alterar el veredicto inicial, el magistrado puede anular ese veredicto y pedir que se juzgue a Flores por segunda vez. En esta ocasión, Flores cuenta con la ayuda de Rob Warden, director del Centro de Sentencias Equivocadas de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Descarga la aplicación

en google play en google play