Escúchenos en línea

Activistas en Texas exigen la terminación del programa de deportación 287g

Austin. Agencia Mundohispánico. | 8 de Marzo de 2018 a las 21:00

Activistas a favor de los inmigrantes lanzaron este jueves una campaña para que el condado de Tarrant, donde se encuentra la ciudad de Fort Worth, derogue el programa de deportación 287g, que permite la colaboración de los policías con las autoridades de inmigración federal.

El programa 287g fue puesto en marcha en julio pasado y básicamente es un acuerdo de colaboración entre la policía local y del condado con la Oficina de Inmigración y Aduanas federal (ICE, por sus siglas en inglés).

Según el acuerdo, los policías son entrenados por ICE y tienen que informar a las autoridades migratorias sobre el estatus migratorio de las personas que terminan en las cárceles de la ciudad o del condado.

Así, una vez se da aviso a las autoridades migratorias, los inmigrantes terminan en manos de ICE,

Los activistas hicieron presencia en un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio Hispana en el Fort Worth Club  en donde el sheriff del condado, Bill Waybourn, y el jefe de policía de Fort Worth, Joel Fitzgerald, se encontraban departiendo y discutiendo los temas controversiales de la Ley SB4.

Esta ley otorga a las policías el poder indagar la situación migratoria de cualquier persona durante las interacciones rutinarias que tiene la policía con la población en general, incluyendo las paradas rutinarias de tráfico.

Muchos hispanos en la comunidad no están al tanto de la implementación del programa 287g, dijo Jessica Ramírez de la organización United Fort Worth.

Waybourn aprovechó “para aprobar ese acuerdo sin que la gente se diera cuenta”, dijo Ramírez. “Mucha gente no sabe qué es”.

De acuerdo con las estadísticas de ICE de 2017, la región de Dallas registró la mayoría de arrestos relacionados con inmigración.

De los 143,470 indocumentados puestos bajo custodia por agentes de ICE en ese año en el país, 16,520 fueron arrestados en la jurisdicción regional de Dallas, que comprende 128 condados al norte de Texas y Oklahoma.

“La comunidad indocumentada no está siendo representada y sigue viviendo en miedo”, dijo Viridiana Moreno de United Fort Worth.

El programa no sólo afecta a los indocumentados sino en general a la ciudad porque por temor a ser indagados sobre su estatus migratorio, muchos inmigrantes no reportan los crímenes de los que son víctimas o que han sido testigos de un crimen, dijo Daniel García Rodríguez, presidente de United Fort Worth.

Activistas están planeando otras manifestaciones para poner presión al sheriff y al jefe de policía de la ciudad.


Descarga la aplicación

en google play en google play