Muro en frontera con México se pagaría por sí mismo, según estudios

Ciudad de México. Agencias | 12 de Marzo de 2018 a las 16:22

La propuesta del presidente Donald Trump de construir un muro a lo largo de la frontera sur con México se amortizará sola,  reduciendo de esta manera los millonarios costos de bienestar público que hoy paga el Estado a los hogares de inmigrantes ilegales, según varios estudios de inmigración recientes citados por el New York Post.

Si el muro fronterizo de USD 18 mil millones propuesto por Trump limitara los cruces fronterizos ilegales en solo un 12 por ciento en la próxima década, la estructura se amortizaría con ahorros fiscales provenientes de los costos de bienestar, educación pública y los reembolsos de tasas otorgados a los inmigrantes ilegales de México y América Central, demuestra el reporte del Centro de Estudios de Inmigración.

“El muro podría pagarse por sí mismo, incluso si solo reduce modestamente los cruces ilegales y el contrabando de drogas”, dijo Steven A. Camarota, director de investigación del Centro de Estudios de Inmigración, al Post.

La efectividad de una barrera física en la frontera sur ya está respaldada por datos federales. Una cerca de dos pisos en El-Paso, Texas, ya ha cortado los cruces fronterizos ilegales en un 89 por ciento en el transcurso de cinco años cuando se construyó.

El muro más alto, más duro y más expansivo que ha propuesto Trump incluso no tendría que ser tan efectivo para pagarse por sí mismo. Si la barrera impidiera tan solo el 50 por ciento de los cruces ilegales, ahorraría a los contribuyentes estadounidenses USD 64 mil millones, más de cuatro veces el costo del muro.