Escúchenos en línea

Granja en EEUU contrataba coyotes para esclavizar inmigrantes

Washington. Agencias | 16 de Marzo de 2018 a las 16:32
Granja en EEUU contrataba coyotes para esclavizar inmigrantes

Una granja en Kansas, Estados Unidos, contrataba coyotes para hacerse de mano de obra inmigrante. Esto es una situación cotidiana, sin embargo a éstos se les daba un trabajo casi esclavista (otra situación común y triste).

La denuncia de esta situación fue hecha por cinco trabajadores del lugar, la granja Fullmer Cattle Co. A la par de las malas condiciones de trabajo, también se les ‘amarraba’ a su organización cobrándoles servicios inexistentes, incluso algunos para ‘poder’ trabajar ahí, con lo que se les reducía el sueldo y se les mantenía laborando con el pretexto de supuestas deudas.

En esta empresa, los trabajadores eran obligados a ‘comprar’ las herramientas y su indumentaria, generando de esta forma la deuda. En el lugar se criaba ganado y uno de los denunciantes contó la forma en que por 15 horas de trabajo al día se le terminó pagando el equivalente a simplemente una.

Esteban Cornejo, inmigrante ilegal, mostró a AP sus recibos, en los cuales se le establecía un deuda por 7 mil dólares. En total, trabajó 182.5 horas, teniendo un salario de 828.34 dólares pero se le redujo para que fuera simplemente de 207.6 dólares. El otro concepto de su deuda, además de los instrumentos y materiales que usaba para trabajar, fue un cobro por “haberlo llevado” a trabajar ahí.

Como Esteban, sus compañeros de trabajo compartían esta forma de explotación, de las que no podían zafarse a menos de haber saldado la deuda después de jornadas de trabajo extenuantes durante meses, en los que la empresa no se hacía responsable de su seguridad ni laboral ni física.

El gobierno estadounidense ha reforzado sus esfuerzos por limitar la entrada de migrantes indocumentados a su país. Las intenciones de cerrar sus fronteras mediante muros, de manera xenófoba negando la validez de cualquier minoría racial, contrasta con la realidad del país en el que quiere aplicarlo.

El trato que se le da desde las empresas a muchos de éstos es casi esclavista. Al no tener un registro legal en el país, se les asignan trabajos duros en jornadas larguísimas que son mal pagadas y ni siquiera se les brinda seguridad social para cubrir cualquier accidente al interior o en el desempeño de sus funciones.

Por supuesto que las intenciones migratorias del gobierno de Donald Trump son discutibles, y lo son más al asegurar que los problemas de su nación son enteramente por el ingreso de indocumentados. Antes que plantear que los bad hombres dañan su nación, tendría que poder reconocer que en muchos sitios se les trata como humanos de segunda clase por el simple hecho de estar supeditados a un estatus migratorio.


Descarga la aplicación

en google play en google play