Escúchenos en línea

Entrar indocumentado a Arizona es enfrentar penas de prisión

EFE. Desde Tucson. | 15 de Enero de 2008 a las 00:00
A partir de este martes los inmigrantes indocumentados que sean arrestados por la Patrulla Fronteriza en el desierto de Arizona serán sometidos a un proceso penal y pueden llegar a pasar hasta 180 días de cárcel antes de ser deportados. Bajo las nuevas regulaciones, los indocumentados que sean detenidos por primera vez enfrentarán cargos por un delito menor, lo que acarrea una posible sentencia de 15 a 180 días de prisión. Este antecedente les impide regresar bajo cualquier circunstancia a EE.UU. y si son arrestados por segunda ocasión tratando de entrar de forma ilegal se les acusa de un delito grave, castigado con varios años de cárcel. El vocero de la Patrulla Fronteriza sector Tucson José González explicó a Efe que las nuevas medidas forman parte del operativo "Streamline" que ya funciona en los sectores de Del Río (Texas) y Yuma (Arizona) y que según la agencia federal, han ayudado al descenso en el número de arrestos de indocumentados en esas áreas. González aclaró no tener cifras de cuántos inmigrantes podrían verse afectados por esta iniciativa. "Por eso no queremos llamar este programa «cero tolerancia», porque eso significaría que todos los indocumentados arrestados serán procesados y no es así", indicó el vocero. Al término del año fiscal 2007 (30 de septiembre pasado) más de 378,000 indocumentados fueron apresados en el sector Tucson de la Patrulla Fronteriza, que abarca el 90 por ciento de la frontera de Arizona. Esta cifra significa el 40 por ciento del total de arrestos de inmigrantes indocumentados efectuados en las casi 2,000 millas de frontera que comparten los Estados Unidos y México.

Descarga la aplicación

en google play en google play