Escúchenos en línea

Advierten a inmigrantes contra estafadores

Agencias. Desde Washington | 12 de Agosto de 2006 a las 00:00
El gobierno de Estados Unidos alertó ayer a los inmigrantes contra personas sin escrúpulos que prometen trámites fáciles en una reforma migratoria que aún no existe y les instó a "tener mucho cuidado" con esos delincuentes. Ante esta situación irregular, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) recomendó a los interesados en cambiar o hacer ajustes a su situación migratoria buscar la ayuda de personas y grupos calificados para sus diligencias. "El mensaje es muy claro: usen para sus trámites los servicios de grupos comunitarios, iglesias y otro personal especializado en inmigración", aconsejó el portavoz de USCIS, Dan Kane. Kane sugirió a los extranjeros, especialmente a los casi 350 mil centroamericanos amparados en el Estatuto de Protección Temporal (TPS), mantenerse atentos a las informaciones oficiales sobre la evolución de estos planes para no ser presa de los estafadores. "La reforma de inmigración está en pleno debate", destacó el portavoz, al subrayar que "todavía no está vigente" ningún programa de trabajadores temporales ni de legalización de extranjeros indocumentados. En algunos países de Centro y Sudamérica, autoridades investigan denuncias de estafas cometidas por supuestos especialistas en inmigración que ofrecen conseguir permisos para trabajar en EU, presuntamente extendidos en un ficticio programa de trabajadores huéspedes. Mientras tanto, el número de víctimas del accidente automovilístico ocurrido el pasado lunes en Yuma, cuando un grupo de indocumentados trataba de huir de la Patrulla Fronteriza, se elevó ayer a 10, con la muerte de un joven de 17 años, informó el consulado mexicano en Phoenix. El joven, identificado como Juan Hernández del Toro, originario de la ciudad de México, falleció en el hospital del Buen Samaritano en Phoenix, donde se le declaró muerte cerebral. Era uno de 21 indocumentados mexicanos que viajaban en una camioneta que se volcó el lunes cerca del camino de Martinez Lake, al norte de Yuma. En el incidente, nueve indocumentados fallecieron, entre ellos seis mujeres, mientras que otros 12 resultaron heridos. A los inmigrantes les cuesta cada vez más trabajo cruzar la frontera, en vista del incremento en las medidas de seguridad. Ayer mismo, pilotos voluntarios de la Patrulla Civil Aérea (CAP) de EU se sumaron a la vigilancia del gobierno federal en la frontera, donde realizarán "vuelos de reconocimiento". También se informó que una integrante de la Guardia Nacional de Pensilvania falleció luego de desmayarse durante un entrenamiento en la frontera entre Arizona y México, en medio de temperaturas cercanas a los 38 grados centígrados.

Descarga la aplicación

en google play en google play