Escúchenos en línea

Un nuevo grupo de migrantes se encierra en la iglesia Sagrat Cor del Poblenou

Barcelona. Agencia EFE. | 14 de Mayo de 2018 a las 20:25

Un grupo de unos 15 migrantes ha protagonizado este lunes un nuevo encierro en la Iglesia del Sagrat Cor del barrio del Poblenou, arropados por diversas entidades y vecinos, para protestar contra la Ley de Extranjería y reivindicar los derechos de las personas que se encuentran en situación irregular.

Esta iniciativa se suma a la de los migrantes que permanecen encerrados en la Escuela Massana de Barcelona desde el 22 de abril, y que se prevé que se extienda a Badalona y Hospitalet de Llobregat, según ha explicado el portavoz de la asociación Papeles Para Todos, Enrique Mosquera.

El portavoz ha explicado que los migrantes, arropados por la entidad, han mantenido una reunión con la Delegación del Gobierno en Cataluña, en la que han pedido que la documentación pueda obtenerse sin un contrato laboral de 40 horas, y han protestado por la dificultad del examen para conseguir la nacionalidad española.

En las últimas semanas, las entidades y los encerrados se han reunido también con el Ayuntamiento de Barcelona, con el que tienen previsto abordar próximamente la situación de los vendedores ambulantes, y la Generalitat, con la que se han conseguido avances en el asunto de la reagrupación familiar.

Mosquera ha sostenido que la iniciativa de los encierros seguirá activa y expandiéndose "hasta que se consigan cosas" y que a partir de ahora "ya no se trata de denunciar" la situación, que ha considerado "puesta sobre la mesa", sino de constatar resultados.

Los migrantes que han acudido hoy a la iglesia han sido acompañados por representantes de varias entidades vinculadas al barrio y vecinos del barrio convocados por la entidad Poblenou Refugi, algunos de los cuales han traído comida y mantas.

El barrio del Poblenou ha protagonizado durante años diversas protestas a favor de las necesidades y los derechos de los inmigrantes, entre ellas una encerrada en la misma iglesia en 2001, durante la cual tuvo lugar una huelga de hambre, y otra en la de Bernat Calbó en 2012, así como manifestaciones contra el desalojo de las naves de la calle Puigcerdà y Pere IV.

Ahora, y tras considerar que la situación "no ha mejorado en gran manera", Poblenou Refugi y otras entidades del barrio han decidido unirse a la iniciativa de los encierros para manifestarse "en contra de las políticas restrictivas" del Estado en materia de inmigración, asilo y refugio, y apoyar las "luchas de diversos colectivos por un trato institucional digno e igualitario".

"Si queremos avanzar hacia una sociedad acogedora, abierta, libre y respetuosa, tenemos que seguir trabajando desde el tejido asociativo y movimiento vecinal para cambiar un sistema racista, capitalista y patriarcal", ha sostenido en un comunicado Poblenou Refugi.

La entidad ha indicado que las personas que han decidido encerrarse son "vecinos y vecinas", por lo que se situarán "a su lado" y los apoyarán "de forma colectiva en su protesta", que esperan que cuente con la colaboración de "todas la entidades del barrio comprometidas contra el racismo institucional".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play