Escúchenos en línea

Gran Jurado acusa a dos policías por asesinar a latino

EFE. Desde Houston. | 25 de Enero de 2008 a las 00:00
Un Gran Jurado acusó de homicidio por negligencia a dos policías de la ciudad texana de Pasadena involucrados en la muerte de un hombre latino bajo su custodia, informaron este viernes abogados de la familia de la víctima. El abogado de la familia de Pedro Gonzales, Benny Augusto Jr., dijo en conferencia de prensa que es posible que los agentes Jason Buckaloo y Christopher Jones sean incluso sentenciados a dos años en la cárcel. Mientras tanto, Buckaloo y Jones, oficiales del Departamento de Policía de Pasadena, un suburbio al sur de Houston, permanecen suspendidos hasta que el caso se dirima definitivamente en los juzgados. El 21 de julio de 2007, Gonzales, entonces de 51 años, murió en la cárcel local de Pasadena después de haber sido arrestado por intoxicación pública por Buckaloo y Jones. La autopsia reveló que la causa de la muerte fue homicidio y otros documentos han detallado que Gonzales perdió la vida porque una costilla rota había perforado uno de sus pulmones. Según Augusto, uno de los puntos más graves en este incidente es que, antes de reconocer que Gonzales murió a causa de los golpes de Buckaloo y Jones, la Policía de Pasadena dio dos versiones para explicar su muerte. "La primera información que recibimos, que hasta la familia recibió, fue que Gonzales murió de un ataque al corazón. La segunda fue que Gonzales se cayó y se pegó con un pedazo de concreto y le causó la muerte", indicó el abogado. Agregó que la última versión de los hechos por parte de la policía es que Buckaloo y Jones tuvieron que golpear a Gonzales -cuyo cadáver mostraba dientes rotos y multitud de marcas de golpes, según se ve en fotografías obtenidas por el bufete de Augusto- porque se resistió a ser detenido. Sin embargo, la noche del arresto hubo una testigo presencial, Evelyn Moreno, que incluso llamó al servicio de emergencias 911 para reportar lo que consideraba era una situación de brutalidad policial en el arresto de Gonzales. De acuerdo con Augusto, cuyo bufete ha presentado una demanda civil contra la Policía de Pasadena, Moreno está dispuesta a declarar en el juzgado que Buckaloo y Jones se excedieron en el uso de fuerza física contra Gonzales. Los abogados de la familia de la víctima añadieron que intentarán hacer que testifiquen los paramédicos que llegaron a la cárcel de Pasadena para examinar a Gonzales y también los operarios de la prisión. Agregaron que pedirán copias de las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de la cárcel durante las horas en que Gonzales estuvo detenido antes de morir y lamentaron no poder haber entrevistado todavía a Buckaloo y Jones, quienes son objeto de una investigación interna por parte de la Policía de Pasadena. Augusto también dijo que Buckaloo ya fue acusado en 2001 de uso excesivo de fuerza. En este sentido, el diario "Houston Chronicle" preciso que la acusación fue hecha en relación a un incidente en el que estuvo implicado un estudiante de secundaria de una escuela de Houston, aunque posteriormente el oficial fue absuelto. Por su parte, la hermana de Pedro, Elvia Garza, aseguró que su familia ha perdido la confianza en la Policía de Pasadena y que su madre no puede superar la pérdida de su hijo quien, a su vez, ha dejado huérfana a una menor de 13 años. "Mi mamá constantemente está llorando o si no está agarrando su retrato viéndolo y pensando. Pensando que si lo tuviera. Si lo tuviera vivo", dijo. La oficina del fiscal general de Texas, Gregg Abbott, también está investigando este caso.

Descarga la aplicación

en google play en google play