Escúchenos en línea

Según EEUU la inmigración «va a la baja»

laopinion.com. Desde Washington. | 26 de Enero de 2008 a las 00:00
La inmigración a Estados Unidos ha tenido una tendencia a la baja desde el año 2000, destaca un estudio del Immigration Policy Center (IPC), revelado este sábado. Además, señala el informe titulado Thinking ahead about our immigration future (Pensando adelante sobre nuestra futura inmigración), los inmigrantes en este país se asimilan cada vez más a este país y, en estados de mayor tradición migratoria, como California, han logrado mejores condiciones socio-económicas. El estudio insiste en que los inmigrantes son una fuerza importante que contribuye a la economía del país y que es falsa la típica conclusión de que representan una carga para la sociedad. En una teleconferencia, Dowell Myers, autor del reporte y profesor de planeación urbana y demografía en la Universidad del Sur de California (USC), comentó que es cierto que el gobierno federal necesita ayudar a los municipios a absorber el costo de la inmigración. Sin embargo, aclaró que este fenómeno de la inmigración ofrece una corriente de trabajadores que pueden ayudar a desahogar la carga económica de programas gubernamentales como el Seguro Social y el Medicaid, principalmente por la jubilación de los llamados baby boomers. El IPC es una división de la American Immigration Law Foundation (AILF), un organismo no lucrativo dedicado a promover el entendimiento público sobre las leyes y políticas migratorias y el valor de los inmigrantes en la sociedad estadounidense. Myers resumió el estudio en tres puntos: la reducción de los índices de inmigración, la mayor asimilación y la contribución a la economía. Indicó que a partir de 1970, cuando la inmigración llegó a su nivel más bajo, dio inicio un incremento que se frenó a partir del año 2000. De 1970 a 2000, la inmigración subió de 4.7 % a 11.1 % a nivel nacional, pero en California fue más marcado ese nivel, pasando del 8.8 % al 26 % en esas tres décadas. Pero a partir de 2000, indica el estudio, el incremento porcentual se ha mantenido y pronostica que hacia el año 2030 a nivel nacional suba unos 5 puntos, mientras que en California sólo subiría 4 puntos porcentuales. Para Californians for Population Stabilization (CAPS), un grupo que se opone a la inmigración ilegal, hacia el año 2030 en este estado se estima una población de más de 48 millones de habitantes, o sea, un crecimiento del 27%. Lo que CAPS considera una crisis poblacional, señala, se debe a la inmigración. En cuanto a que los inmigrantes se asimilan cada vez más a la cultura de este país, Myers expuso que en estados de gran población extranjera, como en California, se tiene mejor destreza del idioma inglés, además de que hay un mayor porcentaje de propietarios de vivienda que son inmigrantes. Destacó que debido a que la llamada generación de baby boomers, los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial, que actualmente están jubilándose y ponen en riesgo las compensaciones del Seguro Social, los inmigrantes (con documentos o sin documentos migratorios) juegan un papel importante para mantener ese sistema. Pero la Federation for American Immigration Reform (FAIR), una organización que se opone a la inmigración ilegal, señala que en estados como Iowa o Tennessee, donde la migración se supone ha ido en aumento, los inmigrantes indocumentados le cuestan al gobierno local un promedio de 3,400 dólares por la prestación de servicios sociales, en comparación con los 147 dólares que gastan en residentes legales.

Descarga la aplicación

en google play en google play