Demócratas de EE.UU. buscan acabar con separación de familias

Washington. Agencia PL. | 12 de Junio de 2018 a las 19:46

Varios senadores demócratas defendieron este martes un proyecto destinado a revertir las nuevas políticas de la administración del republicano Donald Trump que provocan la separación de padres e hijos menores cuando intentan cruzar ilegalmente la frontera.

La iniciativa, encabezada por Dianne Feinstein (California) lleva por nombre Ley para Mantener a las Familias Unidas, y prohibiría que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) retire a los niños del lado de sus padres en la frontera sur o en una periferia de 100 millas dentro de la zona limítrofe.

Una agencia no podrá separar a un niño de su padre o guardián legal solo por la meta política de disuadir a individuos de emigrar hacia Estados Unidos, o por promover el cumplimiento de las leyes civiles migratorias, expresa el texto de la propuesta legislativa.

El proyecto, que cuenta con el respaldo de una treintena de senadores del partido azul, establece que los agentes del DHS solo podrán dividir a las familias si una corte elimina los derechos de tutela por el bienestar del menor, o si las autoridades no pueden establecer los vínculos de parentesco.

Asimismo, habría separación de sospecharse que un infante ha sido víctima de tráfico de personas o está en riesgo de serlo; si corre peligro de abuso o negligencia de sus padres o guardianes legales, o si representa un peligro para sí mismo o los demás.

La medida, que para volverse efectiva deberá recibir el aval de las dos cámaras del Congreso, también exige que en un plazo de seis meses el DHS divulgue una guía bilingüe pública sobre cómo los padres de familia pueden localizar a sus hijos tras una separación.

Estados Unidos no debe ser un país que traumatice a los niños pequeños separándolos de sus padres, todos los padres conocen el sonido de sus hijos cuando los llaman por la noche, es reprobable que estos llamados no reciban respuesta debido a las políticas del presidente Trump, criticó Feinstein.

La propuesta, que no tiene muchas probabilidades de éxito, pues hasta ahora no cuenta con el respaldo de ningún legislador de la mayoría republicana, es la primera que se enfrenta a una controvertida práctica que comenzó a implementarse en mayo pasado.

Ese mes la administración Trump inició una política de 'tolerancia cero' en la frontera sur, destinada a enjuiciar a cualquier adulto tras entrar ilegalmente al país con el fin de acabar con el aumento en el número de indocumentados.

Por eso, los padres que viajan con niños son separados de sus hijos mientras enfrentan el proceso legal correspondiente.

Este martes el senador Jeff Merkley, uno de los copatrocinadores del proyecto de Feinstein, anunció que también presentará una medida separada para requerir que los funcionarios fronterizos permitan a los miembros del Congreso acceder a los centros de detención si lo solicitan.