México, Triángulo Norte y EU acuerdan reunificar a familias migrantes

Ciudad de Guatemala. Agencia EFE. | 11 de Julio de 2018 a las 10:49

Los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México (Tricamex), y Estados Unidos acordaron este miércoles seguir trabajando para reunificar a los menores separados y combatir el “cáncer” de las redes criminales que se aprovechan de las necesidades de inmigrantes irregulares.

El objetivo de este encuentro celebrado en la capital de Guatemala fue analizar, desde una visión regional, la problemática del éxodo migratorio, poniendo especial atención a las causas estructurales de la inmigración en una de las regiones más pobres y violentas del mundo.

En la cita participaron los cancilleres de Honduras, México, Guatemala, El Salvador y la Secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Kirstjen Nielsen.

Después de la reunión, los funcionarios comparecieron ante la prensa sin atender preguntas y fue ahí donde el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, recordó que es “cruel e inhumano” separar a los niños migrantes de sus familias, una opinión que, según él, compartieron todos.

Aun así, aseguró que el propósito de todos es la reunificación de todos los menores rápidamente, no sólo los separados desde mayo pasado, cuando el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, implementó las medidas de “tolerancia cero”, sino de los más de 10 mil niños inmigrantes no acompañados que recorrieron un “camino de peligro” y que llevan muchos años en albergues.

Para evitar situaciones como ésta, Videgaray exhortó a emprender “acciones concretas contra los responsables de estos fenómenos inaceptables”, como las organizaciones criminales de tráfico de personas, conocidas en su país como “polleros”, y pidió atacar “frontalmente este cáncer”.

La Ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala y anfitriona de este encuentro, Sandra Jovel, indicó que después del diálogo “franco y abierto” se acordó la creación de grupos de trabajo para combatir la violencia, la trata de inmigrantes o el crimen organizado.

También se establecerá por parte de Estados Unidos una oficina que funcionará como “enlace directo” para brindar información a los Gobiernos de Honduras, México, El Salvador y Guatemala sobre los procesos de reunificación y repatriación de los migrantes.

Para dar continuidad a todos estos temas, los embajadores del Tricamex se reunirán el próximo jueves en Estados Unidos para establecer un intercambio de información “regular y fluido”, y los vicecancilleres se reunirán en Honduras el próximo 26 de julio, encuentros que servirán para preparar en septiembre una segunda edición de la cumbre Seguridad y prosperidad de Centroamérica.

Pero además de estos espacios, los funcionarios acordaron trabajar en una campaña de información conjunta para disuadir a la población de realizar esta inmigración irregular, informar sobre los derechos de la población y reforzar su protección consular.

La Secretaria Nielsen, insistió en la necesidad de proteger a las poblaciones “más vulnerables” y hablando desde “el fondo del corazón” les pidió a los migrantes que se desplacen lo hagan de forma legal, pidiendo asilo en el primer país seguro que encuentren y sin transgredir las leyes migratorias estadounidenses.

Haciendo énfasis en la importancia de enfrentar estos “retos muy urgentes” de manera conjunta y desde una perspectiva regional, la Secretaria dijo que su país está dispuesto a ayudarlos “con compasión y amor” si lo hacen por la vía legal.

Mientras, a las afueras del hotel, la guatemalteca Elsa Johanna Ortiz, una de las víctimas de la separación de los niños, pidió que le regresen a su hijo de ocho años, de quien la separaron el pasado mes de mayo.