Escúchenos en línea

Iglesias se unen para demostrar apoyo a las familias inmigrantes separadas

Chamblee. Agencias. | 19 de Julio de 2018 a las 16:27

Cristina de la Cruz nunca ha experimentado una deportación en su familia. Tampoco ha sido separada de sus hijos por políticas migratorias.

Sin embargo, la mujer supo que su deber era apoyar a su comunidad y orar por ella. Por eso dijo presente en la ‘Vigilia de oración por las familias destrozadas por la detención y deportación’, un evento que se llevó a cabo en el centro comercial Plaza Fiesta y que fue coordinado por el New Santuary Movement of Atlanta (NSMA).

Se trata de un grupo interdenominacional conformado por al menos 20 comunidades de fe que buscan apoyar a las familias inmigrantes de Georgia.

“Vengo a rezar por toda la gente que está presa. No conozco a nadie pero es bueno apoyar a nuestra comunidad. Me duele lo que está pasando. He visto tanto sufrimiento en tantas familias y niños… Lo más doloroso es con nuestros hijos. Ellos sienten todo lo que está pasando. Ellos ya saben lo que está pasando. No necesita uno ni explicarles”, dijo De La Cruz, quien lleva cerca de once años viviendo en la localidad de Chamblee.

La opinión era la misma para Victoria Esquivel, quien tampoco ha sufrido las consecuencias de una separación familia por las políticas migratorias, pero también llegó al centro comercial acompañada de sus hijos.

“Vine para hacer oración por todos los niños que están donde no deben de estar. Que están separados de sus papás. Pienso que nadie debería sufrir esto que están pasando las familias. Me duele todo esto que está pasando”, dijo Esquivel, que lleva 17 años viviendo en la localidad de Chamblee.

La jornada también incluyó oraciones para los líderes políticos del país.

“Me preocupa que siga ocurriendo lo que está ocurriendo. La gente está realmente alarmada con lo que está pasando, no solo en la frontera. Sí, hay familias separadas ahí. Pero las familias en la Buford Highway llevan años enfrentando la separación. Entonces, estos son tiempos en los que nos podemos unir como iglesia y como comunidad de fe y decir: esto no está bien. Esto necesita cambiar. Y tenemos que orar. No solo por las familias sino porque Dios toque los corazones de nuestros líderes”, sostuvo el pastor Tom Hagood, quien es el líder del (NSMA).

Otros líderes religiosos que también se unieron al encuentro de oración, dijeron que era vital la unidad eclesiástica para ofrecerle una voz a la comunidad inmigrante.

“Nosotros como iglesia, estamos encomendados según las escrituras, a abogar por aquellos que sufren. Abogar y hablar por aquellos que no tienen voz”, manifestó Ricardo Green, pastor de la iglesia presbiteriana de Mont Vernoun.

Green también dijo notar intimidación entre su comunidad de fe por la “postura agresiva de la Casa Blanca”.

“Esta agresividad antiinmigrante ha traído mucha intimidación a nuestra comunidad. No hablan. Si incluso yo me les acerco, genero miedo. Y venimos con la esperanza de que este tipo de reunión pueda traer una palabra de aliento a esa comunidad que está intimidada, humillada y callada”, opinó el pastor.

Al final de la vigilia, los líderes religiosos dijeron que seguirán celebrando este tipo de iniciativas para continuar mostrando apoyo a la comunidad.


Descarga la aplicación

en google play en google play