Escúchenos en línea

Muchos inmigrantes separados de sus hijos «no los volverán a ver», según funcionario de ICE

Washington. Agencias. | 26 de Julio de 2018 a las 17:22

Marcela, de 9 años, hija de Douglas Almendarez, de 37 años, deportada de Estados Unidos, descansa sobre la pierna de su madre en La Unión, en el estado de Olancho, Honduras. Imagen: Reuters.

Es probable que muchos de los padres inmigrantes que han sido separados de sus hijos en la frontera sur de Estados Unidos nunca volverán a ver a sus hijos, dijo este jueves un exalto funcionario de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

"Hay una gran probabilidad de que muchos de estos padres nunca vuelvan a ver a sus hijos y que sus hijos se queden en los Estados Unidos", dijo el jueves a CNN John Sandweg, exdirector interino de ICE.

La noticia llega en momentos en que la administración de Trump está a punto de perder una fecha límite ordenada por la corte para reunificar a todas las familias que han sido divididas por una política de tolerancia cero que el presidente revertió el curso el mes pasado.

"Si tienen un pariente en Estados Unidos, existe la posibilidad de que ese pariente sea nombrado su tutor legal", dijo Sandweg. "Pero muchos de los otros niños realmente entrarán en el sistema de cuidado de crianza. Podrían convertirse en pupilos del estado, estar sujetos a la adopción”.

Dijo que no hay forma de que los padres pudieran haber anticipado la división de sus familias.

"Estas familias pensaron que había muy poco riesgo de que se separasen de sus hijos", dijo Sandweg. "Pensaron que había un riesgo seguro de que serían deportados de regreso a su país de origen, pero pensaron que iban a ser deportados como familia". La idea de que podrían separarse permanentemente de sus hijos nunca pasó por su mente”.

Otro exfuncionario de inmigración de Estados Unidos acordó el jueves que la reunión de familias a las que se les haya deportado un padre sería imposible en muchos casos, a menos que el gobierno esté dispuesto a comprometer recursos para trabajar con sus países de origen para localizar a los padres.

"Eso sólo es cierto como una cuestión de aritmética", dijo Leon Fresco, exfiscal general adjunto a cargo de la Oficina de Inmigración bajo el presidente Obama, en una entrevista con DailyMail.

"No sé cuántas de las personas que han sido removidas no volverán a ver a sus hijos, pero el problema es que una vez que la persona es removida pierde la responsabilidad y el seguimiento del menor", agregó Fresco.

Muchos inmigrantes fueron engañados o forzados a aceptar la deportación sin sus hijos, de acuerdo con los documentos judiciales presentados por la Unión Americana de Libertades Civiles esta semana.

Según los números más recientes, al menos 462 padres han sido deportados del país sin sus hijos, dijo Michelle Brané, directora de Migrant Rights & Justice durante una conferencia de prensa el jueves.

"No tenemos idea de qué opciones hicieron esos 462 padres y qué información se les dio y si tenían alguna opción", dijo Brané.

Tampoco está claro cuántos niños se vieron afectados por las deportaciones de los padres.

Incluso después de reunirse, muchos de los niños quedarán traumatizados y pueden culpar a sus padres por la separación, dijo.


Descarga la aplicación

en google play en google play