Escúchenos en línea

Niega EU abusos en centro de detención

Washington. Agencias. | 13 de Agosto de 2018 a las 20:44

Durante una revisión al trato que reciben los jóvenes migrantes en un centro de detención de Virginia confirmó que la instalación utiliza técnicas de control que incluyen atar a los menores a una silla y cubrirles la cabeza con sacos, de acuerdo con una copia del reporte, publicado este lunes por el Departamento de Justicia Juvenil de Virginia.

Los investigadores concluyeron que el duro trato descrito por los inmigrantes en el Centro de Detención Shenandoah en el estado de Virginia no cumplía con el umbral legal de abuso o negligencia del Estado.

Las autoridades hicieron varias recomendaciones para mejorar las condiciones en la instalación, como contratar más empleados bilingües y una mejor revisión para proporcionar cuidados a los detenidos que padecen problemas de salud mental.

El Gobernador de Virginia, Ralph Northam, ordenó la pesquisa en junio, unas horas después de que The Associated Press publicó los relatos de menores de edad, quienes dijeron que fueron esposados, encadenados y víctimas de palizas en la instalación, ubicada cerca de Staunton, Virginia.

Los jóvenes también refirieron que fueron desnudados y colocados en aislamiento, algunas veces incluso se les ató a sillas y se les cubrió la cabeza con sacos.

Los investigadores estatales dijeron que no pudieron entrevistar a los jóvenes inmigrantes que declararon bajo juramento y que indicaron que fueron abusados gravemente.

Quienes hicieron las primeras denuncias como parte de una demanda colectiva federal interpuesta en noviembre de 2017 fueron trasladados a otras instalaciones o deportados a sus países de origen luego de la resolución de sus casos de inmigración.

Hannah Lieberman, abogada para la organización Washington Lawyers Committee for Civil Rights and Urban Affairs y que representa a los jóvenes latinos, señaló que el informe estatal no desmiente las acusaciones de abuso hechas por sus clientes y agregó que el caso legal contra el centro procederá.

Los incidentes descritos en declaraciones juradas por parte de seis jóvenes hispanos supuestamente ocurrieron entre 2015 y 2018, bajo los Gobiernos del ex Presidente Barack Obama y el actual Mandatario Donald Trump.

Aunque los menores fueron encarcelados en instalaciones similares a una prisión, los jóvenes detenidos bajo cargos administrativos de inmigración no han sido condenados por ningún crimen.

La Oficina de Reubicación de Refugiados supervisa el cuidado de los niños migrantes que permanecen detenidos en instalaciones federales.


Descarga la aplicación

en google play en google play