Escúchenos en línea

Buscan identificar a inmigrantes muertos y heridos en Utah

Agencia Efe. Desde Denver. | 14 de Agosto de 2006 a las 00:00
Las Patrullas de Caminos de dos estados, Utah y Colorado, continuaban este lunes las gestiones para identificar a los cuatro inmigrantes muertos y a otros siete heridos de un accidente automovilístico ocurrido el fin de semana. Según el Agente David Ward, a cargo de la sede central del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Utah, se presume que los nueve hombres y dos mujeres, todos latinos, que viajaban en el vehículo accidentado el sábado serían inmigrantes indocumentados. En declaraciones a los medios locales, Ward explicó que las víctimas no hablaban inglés, no tenían identificación personal y "no quisieron o no pudieron" dar datos personales, como su lugar de residencia permanente. Ward dijo que el vehículo, un Chevrolet Suburban, tenía licencia de Oklahoma, y que su lugar de origen podría haber sido Arizona o más probablemente California. El destino final aún se desconoce. El accidente sucedió poco después de las 11:45 p.m. del sábado 12 de agosto, en la Interestatal 70, a unos 25 kilómetros al este de la localidad de Green River, en el este de Utah. Los siete heridos, entre ellos uno en estado crítico, fueron transportados al Hospital de St. Mary, en Grand Junction, en el oeste de Colorado. Ward indicó que tres personas, incluyendo el conductor, murieron en el acto, mientras que otra falleció durante el viaje hacia el hospital en Grand Junction. El análisis preliminar realizado por la Patrulla de Caminos de Utah reveló que el accidente se habría producido porque el conductor del vehículo se quedó dormido. En rueda de prensa, el sargento Todd Royce, de la Patrulla de Caminos de Utah, dijo que el vehículo se salió de la ruta y fue hacia la izquierda de la carretera, en la zona central que divide los carriles en una y otra dirección. El Suburban luego cruzó la ruta hacia la derecha y dio varios tumbos hasta romper una cerca y finalmente detenerse. Royce coincidió con Ward sobre las sospechas de que todos los pasajeros eran "inmigrantes indocumentados", y agregó que probablemente eran parte de una "operación de contrabando de personas". Por otro lado, Ward comentó que agentes del ICE y de otras reparticiones federales llegaron al hospital St. Mary para interrogar a los heridos, pero la barrera del idioma y el estado de salud de las víctimas impidió que las conversaciones del domingo revelasen nuevos detalles sobre los inmigrantes afectados. Por eso, dijo se solicitó la colaboración de los consulados mexicanos en Utah y en Colorado, representaciones diplomáticas que en anteriores ocasiones también ayudaron en el proceso de identificar a víctimas de accidentes automovilísticos. De ser necesario, se pediría la cooperación de otros consulados latinoamericanos, quizá el de Guatemala, por haberse detectado anteriormente en esta zona la presencia de inmigrantes indocumentados de ese país. Ni las autoridades locales o federales, ni representantes del Hospital de St. Mary proveyeron información sobre el estado de salud de los inmigrantes accidentados, ni tampoco se indicó si alguno de esos inmigrantes será trasladado a otro hospital. Quienes queden a disposición del ICE, serían alojados en la cárcel de esta dependencia en Aurora, al este de Denver.

Descarga la aplicación

en google play en google play