Familias migrantes separadas tendrían nueva oportunidad de asilo

Washington. Agencias. | 13 de Septiembre de 2018 a las 19:00

Una segunda oportunidad podrían tener las familias de inmigrantes que fueron separadas justo en la frontera de Estados Unidos para pedir asilo si un tribunal federal aprueba un acuerdo alcanzado por el Departamento de Justicia y abogados de los inmigrantes a cargo de estos casos.

El acuerdo que se logró el miércoles consta de tres demandas presentadas después de la política de tolerancia cero; la que busca enjuiciar a todos los que cruzan ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, durante la administración de Trump.

Los padres que fueron arrestados  en su paso por la frontera han sido separados de sus hijos debido a que los niños no pueden ser retenidos en centros de detención para adultos. Por lo que el número de separaciones familiares se han incrementado drásticamente a medida que aumentan las detenciones bajo la política de cero tolerancia.

Con el acuerdo, se trata que los padres que hayan sido separados de sus hijos tenga una nueva oportunidad de mostrar “miedo racional” en una entrevista; el primer paso en el proceso de asilo.

Los padres o niños que pasen satisfactoriamente la entrevista podrán solicitar asilo como núcleo familiar. En caso de que los niños pasen  la  entrevista y los padres no, los papás pueden quedarse en Estados Unidos mientras que el caso de los niños se resuelve en los tribunales. Algunos padres que ya han sido deportados podrán regresar a Estados Unidos.

Se han reportado casos en que los padres se sintieron presionados para abandonar la opción de asilo y optar por la deportación como condición para volver a ver a sus hijos.

 “La administración Trump nunca podrá borrar el daño total de su política de separación familiar, pero este acuerdo es un paso importante hacia la restauración y protección de los derechos de asilo de los niños afectados y los padres en el futuro”, comentó Lee Gelernt, subdirector de Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés).

Las partes involucradas se volverán a ver el viernes ante el tribunal.