«Fue como una explosión nuclear», inmigrante que sobrevivió al huracán Michael

Panama City. Agencias | 11 de Octubre de 2018 a las 09:22

Momentos de angustia, desesperación y peligro, así se puede describir la experiencia que tuvo Olga Guy, una hondureña que vive en Panama City, una ciudad de Florida que fue impactada por el huracán Michael el pasado miércoles.

La sampedrana confesó que sí siguió las instrucciones que dieron las autoridades del Estado y de FEMA, sin embargo los pronósticos científicos no acertaron el rumbo que la madre naturaleza tomó.

“Dieron orden de evacuar las zonas A, B y C, y yo estoy en la E, dijeron que solo las otras estaban en peligro cuando el huracán estaba todavía en categoría 3”, explicó Guy al noticieron TN5 de Televicentro, y agregó que a pesar de que su sector, en teoría, no iba a ser impactado “traté de evacuar dos veces, pero el tráfico era demasiado”.

Después de la tormenta llegó la calma: no hay luz ni carreteras despejadas, tampoco están disponibles los servicios públicos.

“Estamos todos incomunicados. Los vecinos estamos ayudándonos unos a otros prestándonos los teléfonos, toda la comunidad se unió anoche después de esta gran tormenta que fue muy impactante”, confiesa la hondureña.

- El impacto más grande -

La sampedrana, que está casada en Estados Unidos y es madre de un niño de 10 años, aseguró, con su voz entrecortada, que el huracán Michael “fue el impacto más grande que he tenido en mi vida”.

“Cuando la tormenta llegó, a las 10 am quitaron la luz. Comenzó a hacer viento, pero cuando llegaron las 12:30 del día empezaron los vientos a elevarse”, relata Olga Guy.

La curiosidad y preocupación por la magnitud del metéoro, llevaron a la hondureña a abrir la puerta de su casa para ver lo que estaba pasando. Ya habían daños: un árbol cayó frente a la casa de una vecina.

La joven agarró el colchón de la cama de su hijo y junto con su pequeño se refugiaron en la tina de su baño; la colchoneta serviría de protector si el techo se venía abajo.

“Teníamos agua, alimentos, teléfono. Nos encerramos en el baño y nos pusimos a orar a pedir por un milagro. Estuvimos poco más de 5 horas encerrados en el baño", dijo Guy.