Escúchenos en línea

Nueva política migratoria en Phoenix preocupa a activistas

Phoenix, Arizona. Agencia EFE. | 18 de Febrero de 2008 a las 00:00
Activistas de Arizona expresaron su preocupación por la posible implementación de una nueva política por la cual la Policía de Phoenix podría indagar el estatus migratorio de los acusados de cometer un delito, incluso si éste es menor. De acuerdo con las recomendaciones presentadas el pasado viernes por un panel de expertos al alcalde de Phoenix, Phil Gordon, la policía podría indagar sobre el estatus migratorio de cualquier persona acusada o sospechosa de cometer un delito menor o grave. Para Lydia Guzmán, vocera de la organización "respect/respeto" el principal problema de esta recomendación es que no se dio una definición sobre que será considerado un "delito menor". Según la activista, "un delito menor" podría ser considerado que una persona cruce la calle por un lugar que no corresponde o cuando alguien arroja basura en un parque. "Prácticamente la definición de los que es un delito menor depende de la consideración del policía que detiene a la persona", dijo la activista a Efe. Aunque el panel de expertos recomendó que las personas que cometen una infracción de tráfico no sean cuestionadas sobre su estatus migratorio, no se aclaró si manejar sin una licencia de conducir podría caer en la categoría de "delito menor". Una ley estatal niega a los inmigrantes indocumentados en Arizona el derecho a obtener una licencia de conducir, por lo que muchas personas en Phoenix se ven obligadas a hacerlo sin portar este documento. El jefe del Departamento de Policía de Phoenix, Jack Harris, informó el pasado sábado que los cambios en la política interna de inmigración de esta dependencia podrían entrar en vigor dentro de 60 a 90 días. En los próximos días las recomendaciones del panel serán presentadas ante la Asociación de Sargentos y Tenientes de Phoenix, así como la Asociación de Aplicación de la Ley de Phoenix y los miembros del Departamento de Comando de la Policía de Phoenix, para ser analizadas. "No tenemos que olvidar que estos cambios deben de ser primero aprobados por el concejo del la ciudad, antes de que puedan ser implementados", dijo Guzmán. El panel integrado por los ex procuradores de justicia de los EEUU en Arizona, José Rivera y Paul Charlton, el ex procurador de justicia de Arizona Grant Woods y el ex procurador de justicia del Condado Maricopa Rick Romley también recomendó que ninguna persona que haya sido víctima o testigo de un crimen sea cuestionada sobre su estatus migratorio. La implementación de estos cambios también preocupa a la activista Magdalena Schwartz, quien constantemente lleva a cabo foros comunitarios para informar a los inmigrantes sobre sus derechos. "Yo estoy de acuerdo que una persona que está cometiendo un crimen o sea buscado por las autoridades sea detenido", dijo Schwartz, "Lo que me preocupa es que personas sean arrestadas y deportadas por infracciones mínimas como pasarse una luz en rojo o por no traer seguro de auto", agregó. Como ejemplo puso el caso del inmigrante Francisco Ortiz, quien fue arrestado por la policía de Phoenix la semana pasada después que fuera víctima de un agresión y llamara para reportarla. O el de Noe Díaz, quien tiene 14 años viviendo en los EEUU y fue arrestado por la policía de Tempe hace ocho días después que mostrara una matricula consular mexicana como forma de identificación cuando denunció un crimen. "La policía estuvo más interesada en cuestionar a Díaz sobre su estatus migratorio que el de averiguar qué había pasado", finalizó la activista.

Descarga la aplicación

en google play en google play