Escúchenos en línea

Posible derrumbe de mina amenaza a latinos en Colorado

Denver, Colorado. Agencia EFE. | 22 de Febrero de 2008 a las 00:00
Cientos de familias latinas que viven en casas móviles en Leadville, la ciudad más alta en las montañas de Colorado, podrían ser evacuadas de emergencia por el posible derrumbamiento de una antigua mina llena de agua contaminada. "Como madre, estoy muy preocupada por mis hijos. Por un lado, las autoridades federales nos dicen que no hay ningún peligro, pero, por otro lado, los bomberos acaban de pasar para decirnos que se hará un simulacro de evacuación", dijo a Efe Olga Valenzuela, residente de la localidad ubicada a 100 millas al oeste de Denver. "Si no hay peligro, ¿por qué se hace el simulacro?", cuestionó Valenzuela, quien vive junto a su esposo y sus dos hijos en el barrio de Village at East Fork, un parque de casas móviles que alberga a cerca de 300 familias, la mayoría latinas. El parque está cerca de una mina abandonada, cuyos túneles se llenaron de agua. Las bombas que antes se usaban para drenar el líquido hace años que no funcionan, lo que ha provocado la acumulación del agua y el desmoronamiento de las paredes del túnel. Ahora, ingenieros locales y federales temen que toda la mina se derrumbe y arrase el barrio entero. La Oficina de Reclamación, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés), el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, y representantes del condado Lake y de la ciudad de Leadville tienen previsto reunirse hoy con las familias afectadas para explicar el plan de evaluación y una posible solución. Además, esta tarde comenzarán la primera prueba de bombeo de agua de la mina. Si la prueba es exitosa, las tareas de desagüe podrían empezar la semana próxima. "Nos llegan cartas de agencias del gobierno que ni sabíamos que existían y con nombres que ni podemos pronunciar. Y todos nos dicen que el problema existe desde hace mucho tiempo, pero en todos los años que vivo aquí recién ahora nos informan", comentó Valenzuela. "O estaban ignorando el peligro antes o lo están ignorando ahora. Si hablan de «evacuación en cinco minutos» y si están instalando sirenas en nuestro vecindario entonces el peligro existe", agregó. Valenzuela aclaró que ella ni es activista ni critica al gobierno, y tampoco es dirigente vecinal ni portavoz de los vecinos, sino que "sólo hablo con la pasión de una madre preocupada". Al enterarse el pasado 15 de febrero de que posiblemente ella y su familia serían desplazados, Valenzuela presentó su caso el martes pasado ante representantes de EPA, quienes se trasladaron hasta su vivienda para entender mejor la situación. "Los nervios me hicieron llamarlos. Yo quería que ellos viesen la incertidumbre y la tensión con la que mi familia ahora vive todos los días. Lo único que pido es que no se espere hasta último momento para evacuarnos y que se nos dé información de lo que realmente está sucediendo y de lo que los expertos están haciendo", expresó. Según la información provista por el comisionado Ken Olsen del Condado Lake, EPA comenzará a bombear agua la semana próxima y, a más largo plazo, se construirán pozos adicionales para acelerar la salida del líquido. Pero, en ambos casos, el agua deber ser purificada antes de arrojarla al Río Arkansas. Una "solución permanente", es decir, desagüe completo de la mina, estabilización de sus paredes y limpieza del sitio, llevaría diez años, ya que solamente el drenaje de toda el agua requeriría dos años de trabajo. Se estima que entre julio y agosto de este año las agencias federales tendrán un reporte detallado del peligro potencial en la mina de Leadville, debido a que ese informe también debe incluir una evaluación de las maneras para resolver el problema. "La gente tiene miedo. Esto ha afectado a nuestra economía y a nuestra imagen. Necesitamos hacer un mejor trabajo para dejar de lado tanta burocracia", sostuvo Olsen. La situación en la mina se agravó este año debido a la inusual precipitación de nieve en el oeste de Colorado durante las últimas semanas. Leadville es una ciudad de 2.800 habitantes, de los cuales el 25 por ciento es de origen latino. Los latinos llegaron a esta zona a principios del siglo pasado, atraídos por la floreciente industria minera de aquella época. En la actualidad Leadville es mayormente un lugar turístico y sirve como "comunidad dormitorio" para los latinos que durante el día trabajan en centros de esquí de la zona.

Descarga la aplicación

en google play en google play