Dinamarca planea enviar a una isla a los inmigrantes indeseables

Los Ángeles, California. Univision | 5 de Diciembre de 2018 a las 16:29

El principal partido de la coalición que gobierna Dinamarca propuso enviar a los inmigrantes indeseables y a quienes pierden sus casos de asilo, pero no pueden ser devueltos a sus países de origen, a una pequeña isla de difícil acceso.

El plan fue propuesto por el xenófobo Partido Popular Danés, que gobierna en coalición con liberales y conservadores, y fue incluido en el acuerdo de presupuestos.

La idea, de acuerdo con el plan, propone recluir en la isla de Lindholm, un lugar deshabitado, a migrantes y solicitantes de asilo negados e imposibles de expulsar del país.

De entrar en vigor, el proyecto afectaría a extranjeros y a solicitantes de asilo con petición rechazada que hayan cometido delitos graves.

Los críticos de la severa medida advierten que significa privar de libertad a personas, aunque estas hayan cumplido sus condenas.

La pequeña isla sugerida para albergar a los extranjeros indeseables para Dinamarca se trata de un territorio de difícil acceso que en la actualidad alberga laboratorios, establos y el crematorio de un centro de investigación de enfermedades de animales contagiosas, reportó el diario The New York Times.

Al lugar sólo se accede por dos ferries y uno de ellos lleva el nombre de “virus”.

La ministra de Inmigración de Dinamarca, Inger Stojberg, escrib ió en su cuenta de la red social Facebook que, "no son deseados en Dinamarca y sentirán eso”. Agregó que serían enviados a la isla “los no deseados de la sociedad danesa, aquellos que han cometido delitos o constituyen una amenaza para la seguridad del estado, delincuentes y “solicitantes de asilo rechazados que hayan sido condenados por violación del Código Penal o la Ley de Drogas (…) ¡No son deseados en Dinamarca y deben notarlo!”

El gobierno de centroderecha y el Partido Popular de Dinamarca, ambos de derecha, anunciaron un acuerdo para alojar a 100 personas en la isla.

El lugar, de 17 acres ubicado en una entrada del Mar Báltico, se encuentra a unos 3 kilómetros de la costa más cercana.

"Vamos a minimizar el número de salidas de ferry tanto como sea posible", dijo Martin Henriksen, un portavoz del Partido Popular Danés sobre inmigración, a la TV 2 citado por la agencia española EFE. "Vamos a hacerlo tan engorroso y caro como posible”, añadió.

El acuerdo asigna aproximadamente $115 millones a lo largo de cuatro años para las instalaciones de inmigrantes en la isla, que están programadas para abrir en 2021.

El ministro de Finanzas, Kristian Jensen, quien dirigió las negociaciones, dijo que la isla no era una prisión, pero agregó que cualquiera que estuviera allí tendría que dormir allí.

A su vez, Louise Holck, directora ejecutiva adjunta del Instituto Danés de Derechos Humanos, dijo que su organización vigilaría la situación "muy de cerca" ante posibles violaciones de las obligaciones internacionales de Dinamarca.