Escúchenos en línea

Inmigrantes latinos cambian panorama religioso EEUU

Denver. Agencia EFE. | 27 de Febrero de 2008 a las 00:00
Los inmigrantes latinos están transformando el panorama religioso de EE.UU. ya que contribuyen a la vitalidad de denominaciones tradicionales como al crecimiento de grupos religiosos no tradicionales, indicó un académico. "Los cambios demográficos, raciales y étnicos en Estados Unidos nos están obligando a repensar cómo se hace ministerio en esta nueva realidad", sostuvo el doctor Gastón Espinosa, profesor de estudios religiosos en el Colegio Claremont McKenna (California). "La pregunta clave que hay que hacer es ésta: ¿Quién se beneficia con la llegada de los nuevos inmigrantes?", comentó el experto la noche del martes durante un encuentro de dirigentes cristianos latinos y no latinos convocado por el Seminario Teológico de Denver para fomentar el diálogo entre esos dos grupos de clérigos. Gran parte de ese beneficio lo recibe la Iglesia Católica, ya que casi la mitad de los católicos menores de 30 años son latinos, mientras que un 85 por ciento de los mayores de 70 años son anglosajones, de acuerdo con los datos del experto. Además, los latinos representan ahora casi la tercera parte del total de católicos en el país. Las distintas denominaciones protestantes o evangélicas también se benefician, dado que cada año 600.000 nuevos inmigrantes latinos se afilian con esas denominaciones. Por eso, ya suman ocho millones los evangélicos latinos del país, o casi la cuarta parte de la población latina total. Sin embargo, los cambios demográficos que provocan diferencias sociales y económicas, además del distanciamiento cultural entre padres e hijos latinos, y los matrimonios interraciales, están a la vez impulsando su llegada a grupos religiosos que no figuran (numéricamente) entre los más grandes del país. Desde ese punto de vista los grupos más favorecidos por las preferencias religiosas de los inmigrantes latinos son los Testigos de Jehová, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (comúnmente conocida como mormones) y, en menor medida pero aún significativo, el islamismo. Espinosa enfatizó que él realiza sus propios estudios, encuestas y entrevistas, pero sus observaciones coinciden con el reporte publicado esta semana por el Pew Forum on Religion & Public Life, en el que se indica que los latinos ahora representan el 24 por ciento de los Testigos de Jehová, el 7 por ciento de los mormones y el 4 por ciento de los musulmanes. Como comparación, los latinos son sólo el 7 por ciento de las iglesias evangélicas (o fundamentalistas) y el 3 por ciento de las iglesias protestantes tradicionales (bautistas, metodistas, luteranos, presbiterianos y anglicanos). Pero, para Espinosa, un factor clave en el cambio religioso es el hecho que un 96 por ciento de los latinos se identifica con el cristianismo (sea de la expresión que fuese), frente a 76 por ciento de los blancos. Como la edad promedio de los latinos en EE.UU. es de 27 años, contra 39 años entre los no latinos (según datos de la Oficina del Censo), eso significa que la continuidad de los grupos cristianos del país depende de los latinos, a pesar de que no todos los grupos religiosos ven o aceptan esa nueva realidad. "Nos estamos transformando en una nación de mestizos y vivimos en una realidad mezclada", comentó Espinosa. "Los latinos se están convirtiendo a nuevas tradiciones religiosas y ese tiene importantes implicaciones políticas". En un año electoral, esas implicaciones políticas podrían ser un elemento clave en los resultados de los comicios. Por ejemplo, en las elecciones presidenciales de 2000, la mayoría de los latinos cristianos votó por los demócratas. Pero en 2004, mientras los católicos mantuvieron su voto a favor de los demócratas, los evangélicos favorecieron a los republicanos. "Nos gustaría separar la religión de la política pero no podemos. Simplemente ésa es la realidad en que vivimos", aseveró.

Descarga la aplicación

en google play en google play