La Migra permite casarse con niñas para conseguir la «green card» o la ciudadanía

Washington. Agencias. | 11 de Enero de 2019 a las 17:05

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés) ha aprobado en los últimos años miles de peticiones de hombres para traer al país a niñas o adolescentes con las que pretendían casarse, según datos oficiales recabados por la agencia de noticias The Associated Press.

Las leyes migratorias estadounidenses no imponen un límite mínimo de edad, y USCIS sólo estudia los casos en función de si el matrimonio es legal en el país de origen de los inmigrantes. De hecho, en Estados Unidos es legal en muchos estados, aunque con restricciones, casarse con menores de edad: la mayoría se lo permite a jóvenes de 17 o 18 años con permiso paterno (y en Nueva York, Virginia y Maryland, hasta con 16 años).

Sin embargo, la investigación desvelada este viernes desnuda posibles casos de trata de personas y abusos infantiles.

“Mi pasaporte arruinó mi vida”, explica Naila Amin, de origen paquistaní pero que creció en la ciudad de Nueva York con nacionalidad estadounidense. En Pakistán fue forzada a casarse con un hombre de 26 años cuando ella solo tenía 13, y luego obligada a pedir la residencia para su marido.

“La gente se muere por venir a Estados Unidos”, cuenta, “yo era un pasaporte para él, todos lo querían aquí, y ésa fue la forma de conseguirlo”. “Era una niña. Quiero saber por qué no se activó ninguna alarma, ¿quién quiera que procesa esas aplicaciones no las mira, no piensa?”, pregunta.

Las aplicaciones de visado y green card son examinadas primero por USCIS y luego deben ser aprobadas por el Departamento de Estado, que entre los años fiscales de 2007 y 2017 recibió 3,5 millones de peticiones (y rechazó menos del 3%). De ellas, 5.556 eran para traer a prometidas menores de edad, y otras 2.926 eran de menores de edad que querían traer a prometidos adultos. Además, otras 204 eran de menores para traer a menores, según los datos obtenidos por la agencia de noticias.

La mayoría de peticiones provenía de México, seguido por Pakistán, Jordania, República Dominicana y Yemen. En casi todos los casos, la menor de edad era la mujer. Así, por ejemplo una niña de 14 años pidió traerse a Estados Unidos a su esposo jamaicano, de 48 años. En otra ocasión, se aprobó la petición de un hombre de 71 años para traerse a su mujer de Guatemala: ella tenía 17 años.

“Esto indica un problema”, ha asegurado el senador republicano Ron Johnson, presidente del Comité de Seguridad Nacional, “es un agujero que debemos cerrar”.