Escúchenos en línea

Latinos que ayudan a jornaleros se abren a inmigrantes

Charlotte. Agencia EFE. | 29 de Febrero de 2008 a las 00:00
Una organización latina en Carolina del Sur que organizó y asistió a jornaleros durante tres años deja este viernes de coordinar el programa de trabajadores para concentrarse en otras áreas de prioridad para los inmigrantes. La Junta Directiva del Consejo Latinoamericano de Carolina del Sur (LACSC), que funciona desde 2001 en Hilton Head Island, al este de Columbia, capital del estado, decidió la semana pasada mudar sus oficinas y dejar el control del programa a los jornaleros. "No es que los estamos abandonando, ya que seguiremos apoyándolos con información, pero es hora que el niño comience a caminar por su propia cuenta", afirmó a EFE Luis Bell, director ejecutivo de LACSC. Desde 2004, docenas de latinos sin trabajo formal se reunían en un lote público de la ciudad en espera de empresas o personas que los contrataran para realizar cualquier labor. De acuerdo con Bell, de origen costarricense, el desorden que se formaba en el llamado "lote de los sueños" provocó reacciones negativas del concejo y alcalde de la ciudad, quienes decidieron solicitar ayuda a LACSC para resolver el problema. "Acordamos que temporalmente los jornaleros se mudarían a nuestras oficinas. Allí los organizamos por orden de llegada, tomaban clases de inglés y recibían información con el fin de mejorar las condiciones de estos inmigrantes", enfatizó Bell. Según Bell, ayudar a los jornaleros "consumía una gran parte del tiempo" de los trabajadores y voluntarios de la organización. "Hay personas que no están recibiendo nuestra ayuda porque los esfuerzos estaban concentrado en los trabajadores. También la imagen era que el Consejo estaba escondiendo a inmigrantes sin papeles", agregó Juan Campos, presidente de la junta. La decisión de la mudanza del Consejo fue impulsada porque el dueño del local en Fairfield Square, que es Campos, realizará remodelaciones al centro comercial lo que significa que los jornaleros no tendrán un lugar formal donde reunirse. "La gente está disconforme pero hay que seguir echándole ganas y recaudar dinero para conseguir nuestro propio lugar", dijo a EFE José Cisneros, presidente del Comité de Trabajadores. Según Cisneros, los jornaleros están pasando por situaciones muy difíciles en Hilton Head Island en parte por el ambiente antiinmigrante que se vive en la zona. En diciembre pasado, el condado Beaufort donde está localizada esta isla turística, pasó una ordenanza municipal que permite al condado realizar auditorías a las empresas para verificar la legitimidad de los documentos de sus trabajadores. Si se detecta alguna irregularidad, el condado puede suspender la licencia de operación de la empresa. "Hace cinco años cuando comencé nos sobraba el trabajo ahora paso días sin salir a chambear (trabajar). La economía está muy mala, la construcción ha bajado y los patrones tienen miedo de que serán sancionados si nos contratan", enfatizó Cisneros. Bell está de acuerdo que el "ambiente político" que se vive por la situación de los inmigrantes indocumentados de "alguna manera" ha influido en la capacidad de la organización para recoger fondos. "Hay otras áreas del estado donde la situación es peor pero estamos haciendo todo lo posible para continuar ayudando a los inmigrantes en adaptarse a su nuevo hogar", aclaró. Asimismo, explicó que ahora el Consejo Latinoamericano serán más "móvil", que se trasladará a las comunidades donde viven los latinos para conectar a los inmigrantes con las organizaciones de ayuda. "La gente no está recibiendo asesoría por desconocimiento y lo que buscamos es detectar los problemas a tiempo antes que se vuelvan más grande", aclaró. Mientras tanto, el grupo de jornaleros, que suman más de 50, realizarán actividades de recaudación de dinero este fin de semana para organizar una oficina y así evitar represalias por parte de la municipalidad. El alcalde Tom Peeples ha dicho que no permitirá que jornaleros se congreguen en lugares abiertos y que de ser necesarios tomará medidas "drásticas" al respecto. "No queremos volver al desorden del pasado donde nos peleábamos por el trabajo. La situación ha cambiado y lo que queremos es seguir alimentando a nuestras familias", concluyó Cisneros.

Descarga la aplicación

en google play en google play