Escúchenos en línea

Migrante hondureña se reúne con su bebé después de ser separadas en la frontera de EEUU

Tegucigalpa. La Prensa hn. | 3 de Febrero de 2019 a las 16:17

Sindy Flores, una hondureña que ha sufrido en carne propia la política "Tolerancia Cero" del presidente de EEUU, Donald Trump, logró reunirse con su hija después de ser separada de ella en la frontera de EEUU y México.

La catracha de 23 años, estuvo alejada de su hija de tan solo 18 meses, por más de un mes tras ser arrebatada de los brazos de su padre por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

El pasado 28 de diciembre, cuando la familia de Flores llegó a la frontera en busca del sueño americano, la pequeña Gretchen Juliet fue enviada a un refugio para niños migrantes en la ciudad de San Antonio (Texas).

La madre hondureña, quien llegó con sus otros dos hijos de 9 y 7 años, se quedó en California mientras su petición de asilo era procesada y durante ese tiempo se alojaron con familiares en San Francisco.

Flores afirmó que intentó reunirse desde antes con su hija pero las autoridades de EEUU se lo impedían y solo logró comunicarse con ella por medio de videollamadas, sin embargo, la pequeña solo lloraba al verla.

Sindy Flores se reencontró con su pequeña que al verla parecía no reconocerla y solo lloraba mientras se aferraba a la persona que la cargaba, según imágenes difundidas por varios medios internacionales.

La emoción y nerviosismo de la madre hondureña era evidente mientras cargaba a la pequeña Juliet.

La política "Tolerancia Cero" del presidente Donald Trump, separó a más de 2,300 menores inmigrantes de sus padres, y entre ellos, varios hondureños se vieron afectados.


Descarga la aplicación

en google play en google play