Escúchenos en línea

Abogados de inmigración temen “represalias” del gobierno de Trump

Washington. Agencias | 17 de Febrero de 2019 a las 16:03

La falta de equidad en el debido proceso migratorio tiene alarmados a los abogados de inmigración. Por una parte, advierten que el gobierno tiene poderes ilimitados para juzgar su trabajo sin que ellos puedan refutar señalamientos. Por otra, temen que al cuestionar el desempeño de un juez durante un juicio, puedan sufrir represalias que dañen sus carreras.

Los temores fueron expresados en una carta que el director de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), Ben Johnson, le envió el viernes —a nombre de los más de 15,000 miembros de la entidad— al director de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), James McHenry.

Johnson advierte que AILA siente una “grave preocupación por el desequilibrio continuo en la evaluación y trato” a los abogados por parte de la EOIR.

El Departamento de Justicia (DOJ) justifica sus evaluaciones a los abogados en un memorando fechado el 18 de diciembre del año pasado y que se titula "Informe interno de la posible asistencia ineficaz de asesoramiento y mala conducta profesional".

AILA afirma que la política dictada por el gobierno está dirigida solo a cuestionar al abogado de inmigraci´ón, pero no contempla la posibilidad de que los defensores e incluso los fiscales refuten el desempeño de los demás actores dentro del debido proceso migratorio, sobre todo cuando existen argumentos legales para defender a un cliente.

La asociación “considera que es una parte integral de nuestro propósito velar contra el comportamiento no ético, asistencia ineficaz y conducta poco profesional”, dice Johnson en la misiva. Y subraya que la entidad permanentemente ofrece a los abogados afiliados "cientos de horas de educación legal, tutorías, recursos éticos y orientación", para prepararlos tanto en su rol de defensores de clientes como de funcionarios en la corte.


Descarga la aplicación

en google play en google play