Escúchenos en línea

Violan derecho de mil 700 inmigrantes centroamericanos en México

Ciudad de México. Agencias | 17 de Febrero de 2019 a las 16:07

Médico sin Fronteras denunció que las autoridades mexicanas impidieron que integrantes de esta organización civil atendieran a mil 700 inmigrantes, quienes se encontraban en una fábrica abandonada en Piedras Negras, Coahuila.

Según el coordinador de programas, Sergio Martín, “la forma en que las autoridades mexicanas han tratado a los migrantes en Piedras Negras es inaceptable. Más de mil 700 personas han sido retenidas contra su voluntad en una fábrica abandonada, rodeadas de policías y soldados mexicanos, confinadas como si fueran delincuentes”.

Ello, antes de comenzar a trasladarlos a “ciudades fronterizas inseguras en México, donde los migrantes a menudo son atacados y son extremadamente vulnerables al crimen y la violencia”.

En declaraciones al noticiario “En Punto”, Martín recordó que cientos de migrantes protestaron esta semana en esa ciudad coahuilense por la atención tardía en su solicitud para obtener asilo o una tarjeta humanitaria de parte del Instituto Nacional de Migración, con la que le sería posible permanecer y trabajar legalmente en México durante un año.

Según su declaración, cientos de centroamericanos se amotinaron la noche del martes en la fábrica abandonada en Piedras Negras para denunciar las detenciones arbitrarias y la falta de atención médica y migratoria.

“No debería sorprender que hayan estallado las protestas”, ya que “esta terrible situación empeoró cuando las organizaciones humanitarias no pudieron acceder al sitio y cuando los migrantes fueron transportados de Piedras Negras a ciudades fronterizas inseguras”.

El activista agregó que el viernes 15, la ONG pudo ingresar en las instalaciones y ofrecer ayuda psicológica para reducir los síntomas de estrés y ansiedad causados por el confinamiento y la incertidumbre de estas transferencias.


Descarga la aplicación

en google play en google play