Escúchenos en línea

Inmigrantes mexicanos cambian rostro de activismo latino

Suzanne Gamboa, The Associated Press (AP). Desde Washington. | 17 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los inmigrantes mexicanos en forma creciente crean grupos y participan en organizaciones que ayudan a sus comunidades de origen, lo que les ha llevado a tener un mayor protagonismo en actividades cívicas y posiblemente a tener un mayor activismo político en Estados Unidos, de acuerdo con un estudio de un instituto nacional. Las manifestaciones políticas masivas de los mexicanos en el primer trimestre del año contra un proyecto de ley en la Cámara de Representantes fue el comienzo de una participación política que surge del activismo de los inmigrantes mexicanos en grupos escolares y empresariales, agregaron el jueves los autores del estudio. Aproximadamente 11 millones de personas que viven en Estados Unidos, el 3 por ciento de la población, nacieron en México. Muchos de ellos han formado más de 600 organizaciones afiliadas con sus estados y poblaciones de origen. Los que participan en organizaciones locales también afirman tener membresía y participación en organizaciones nacionales como grupos comunitarios, iglesias, escuelas, sindicatos, grupos empresariales, organizaciones defensores de los derechos civiles y de medios de comunicación, de acuerdo con el estudio divulgado por el Instituto de México del Centro Internacional Woodrow Wilson. Los autores del estudio indicaron que ese activismo les ayudó a alimentar las manifestaciones masivas del primer trimestre contra las duras medidas de inmigración aprobadas por la Cámara de Representantes en diciembre pasado. Según Jonathan Fox, uno de los autores del estudio, la energía cívica que se advirtió en las manifestaciones refleja una tendencia a largo plazo al crecimiento de la sociedad civil organizada de los inmigrantes. La participación política de los mexicanos en Estados Unidos aún es limitada porque muchos todavía son indocumentados o todavía no han obtenido la ciudadanía. Sin embargo, los autores del estudio indicaron que su estancia legal no impide que muchos participen políticamente a nivel local en escuelas, sindicatos y organizaciones encabezadas por inmigrantes. Las organizaciones locales, conocidas en español como "clubes de oriundos", han sido cruciales para expandir la participación civil de los mexicanos. Los inmigrantes de un mismo poblado o localidad tienden a formar redes al interior de sus comunidades en Estados Unidos. Los grupos recaudan dinero para financiar proyectos en sus poblaciones y estados de origen en México a sí como en sus comunidades adoptivas estadounidenses. Entre 1998 y el 2003, el número de grupos registrados con sus poblaciones de origen crecieron de 441 a 623, la mayoría en California, seguidos por Illinois y Texas. Más recientemente, los grupos han creado otras organizaciones de inmigrantes latinos en estados menos tradicionales y en comunidades del Sur y del Medio Oeste de Estados Unidos. Los estados más representados entre los grupos son de Zacatecas, seguidos por Jalisco y Guanajuato.

Descarga la aplicación

en google play en google play