Escúchenos en línea

Congresista republicano endurece su postura anti-inmigrante

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 17 de Agosto de 2006 a las 00:00
El congresista republicano Bob Beauprez reiteró este jueves su negativa a respaldar una amnistía para inmigrantes indocumentados, y sostuvo que la frontera con México es el origen "del 97 por ciento de los problemas" que enfrenta Estados Unidos. Beauprez, quien representa al Distrito 7 de Colorado en el Congreso federal, también aspira a la gobernación de este estado. Durante un foro público celebrado en la ciudad de Aurora (al este de Denver), el legislador dijo sentirse "enormemente frustrado" por la falta de una respuesta adecuada del Senado federal "al desafío de la inmigración ilegal, y a la multitud de temas asociados con ese tema". Explícitamente conectó la llegada de indocumentados a través de la frontera mexicana con el contrabando de drogas, el lavado de dinero, el tráfico de personas y otras actividades ilícitas. Según el representante federal, a pesar de que el presupuesto para la Patrulla Fronteriza ha subido 64 por ciento en los últimos cinco años y ya llega a los 1.740 millones de dólares, y pese a que el número de agentes se ha duplicado, "de todos modos todo eso aún no es suficiente". Basándose en datos compilados por su oficina, Beauprez afirmó que "el 97 por ciento de los indocumentados llegan a EEUU desde México" y que "eso significa una seria amenaza a la seguridad nacional y a la lucha contra el terrorismo". "No puede haber amnistía sin una frontera segura", aseveró. Para el también candidato, la respuesta apropiada sería construir una doble muralla en la frontera, sin consulta previa con el Gobierno mexicano (como pide el proyecto de ley aprobado en el Senado). Además, se debería eliminar los aranceles universitarios reducidos para hijos de indocumentados, así como también se deberían modificar las leyes laborales para que los empleadores no tengan la obligación de pagar el salario a sus empleados si éstos resultan indocumentados. Beauprez sostuvo que los únicos inmigrantes que deberían recibir permiso de ingresar a EEUU son aquellos "capaces de aprender inglés rápidamente y de asimilarse al estilo de vida de este país". El congresista afirmó que "son pocas las esperanzas de llegar a un buen acuerdo de reforma inmigratoria con el Senado federal". Parte del desacuerdo, dijo, es que no todos los senadores aceptan la idea de Beauprez de darle a cada inmigrante una "tarjeta de identificación biométrica", como las que ya se utilizan en aeropuertos y edificios federales. El uso de esa tarjeta permitiría que la policía local pueda tomar la responsabilidad de hacer cumplir las leyes federales de inmigración, concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play