Escúchenos en línea

Utah cancela análisis de efectos de leyes inmigratorias

Salt Lake City. Agencia EFE. | 7 de Marzo de 2008 a las 00:00
Dirigentes latinos de Utah expresaron este viernes su "desilusión" porque el Legislativo no aprobó un proyecto de ley que hubiese creado un comité para analizar las consecuencias de la implementación de leyes migratorias. La Cámara de Representantes de Utah decidió ayer "no actuar" con respecto a la iniciativa HB-490, que pedía que se estudiasen las potenciales consecuencias de la ley SB-81, ya aprobada y que entrará en vigor en el 2009, por la cual se busca limitar la presencia de indocumentados en este estado. Antes de la decisión de no aprobar el proyecto HB-490, se entendía que la postergación por un año en la implementación de la ley SB-81 era para dar tiempo a que un comité investigase que complicaciones traería para la población en general el hecho que se creasen nuevos procedimientos para evitar que inmigrantes indocumentados obtuviesen beneficios públicos y trabajos en Utah. Sin embargo, ya sobre el final de la sesión 2008, los legisladores no pudieron decidir qué agencia debería hacerse cargo del estudio propuesto por HB-490, que incluía desde el impacto económico hasta los cambios en las escuelas requeridos por la ley SB-81. La senadora Patricia Jones, demócrata de Salt Lake City, explicó que "la idea de un grupo de estudio aún no está muerta" y que ese grupo podría finalmente organizarse, pero sin el respaldo de la legislatura. Por su parte, Tony Yapias, director del Proyecto Latino de Utah, indicó que, "ante la desilusión por la no aprobación de la ley, una coalición de dirigentes hispanos gestionará una audiencia con el gobernador Jon Hunstman para solicitarle que se convoque a una sesión extraordinaria de la legislatura en la que específicamente se trate el tema del proyecto HB-490. "Es de crítica importancia que se complete un estudio del paquete de leyes SB-81 antes de que esas leyes se implementen, porque podrían haber recomendaciones o cambios para evitar ciertas consecuencias de esas leyes", sostuvo el dirigente latino. Pero el senador Bill Hickman, republicano de St. George, fue contundente. "No va a haber ni revisión ni estudio de SB-81", afirmó. Según Hickman, SB-81 entrará en vigor en julio del 2009 sin necesidad de que la legislatura o un comité analice el potencial impacto negativo de esas medidas. "Cuando el gobernador la firme, se convertirá en ley. Fue aprobada por amplia mayoría en ambas cámaras. No creo que se respaldo desaparezca", comentó.

Descarga la aplicación

en google play en google play