Escúchenos en línea

Entran en acción «cazadores de indocumentados»

Mario Guevara, Atlanta Latino. Desde Atlanta, Georgia. | 17 de Agosto de 2006 a las 00:00
Dos mexicanos fueron arrestados la noche del miércoles 9 de agosto, por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), durante un operativo especial en el que pretendían capturar a un salvadoreño que tiene en su contra una orden de deportación. El centroamericano, cuyos datos personales no han sido revelados por las autoridades, "para evitar que huya del estado", está acusado de reingresar al país en el 2003 de manera indocumentada, tras ser deportado por manejar bajo la influencia del alcohol. Por su parte, los mexicanos detenidos vivían en una casa de un suburbio de la ciudad de Mableton, al noroeste de Atlanta, y casualmente, uno de ellos tiene el mismo nombre del salvadoreño buscado, por lo que las autoridades verificarán si se trata de su verdadero nombre o si pudo haber suplantado la identidad del fugitivo. Además de enviarlos a una corte de inmigración, y procesarlos por ser indocumentados, el ICE levantará cargos por posesión ilegal de armas de fuego, ya que en el lugar los oficiales encontraron una pistola sin registro, según informó el canal local de noticias CBS46. La unidad que ejecutó esa redada, es parte de los siete nuevos grupos élites de agentes federales que activó la semana pasada el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS, por sus siglas en inglés), en ciudades que presentan un alto porcentaje de inmigrantes. Un representante local de la agencia, que declinó identificarse, confirmó que la institución ha denominado esos nuevos equipos como: "Operaciones contra Fugitivos", y destacó que son parte de una estrategia con la que pretenden detener y deportar a los indocumentados a quienes un juez de inmigración les ha ordenado que abandonen el país. El ministerio explicó que los grupos ya fueron enviados a Atlanta (Georgia), Houston (Texas), Los Ángeles (California), Newark (Nueva Jersey), Phoenix (Arizona), Raleigh (Carolina del Norte) y el Distrito de Columbia, (Washington D.C.), aunque aclaró que tienen jurisdicción a escala nacional y federal. Con la activación de estas unidades aumentó a 45 el número de equipos dedicados a tareas de identificación, detención y deportación de indocumentados. Indicó además que el objetivo es contar para septiembre con un total de 52 equipos especiales (uno por cada estado). Para el año fiscal 2007 el DHS cuenta con un presupuesto para el desplazamiento de otros 18 equipos adicionales. Las próximas ciudades que están en la mira de rastreo de las autoridades son: St. Paul (Minesota), Baltimore (Maryland), Boston (Massachusetts), Buffalo (Nueva York), Chicago (Illinois), Miami (Florida), Filadelfia (Pensilvania), Seattle (Washington), San Francisco y San Diego (California) y Dallas, El Paso y San Antonio (Texas). "Los Estados Unidos son una tierra de oportunidades, pero también una nación de leyes. Como tal, una orden de deportación de un juez de inmigración no es opcional y debe acatarse. Estos nuevos equipos incrementan la habilidad del ICE de perseguir agresivamente a los violadores de leyes migratorias como parte de nuestra estrategia de ejercer la ley al interior del país", Julie L. Myers, subsecretaria del ICE.

Descarga la aplicación

en google play en google play