Escúchenos en línea

Las mujeres inmigrantes más posicionadas que en los años 80

Josefina March, Univision Online. Desde Washington. | 18 de Agosto de 2006 a las 00:00
Martha Jiménez Lesa llegó al área de Washington, DC desde Guatemala hace cuatro años. Aunque ya legalizó su situación, fue una de las mujeres que se atrevió a cruzar el Río Grande a pie, con temperaturas extremas y bajo el asedio de coyotes y guardias, pudiendo haber pagado el perseguir un sueño con su propia vida. Son pocas las mujeres que se atreven. Y esta es una de las razones que esboza el Centro Hispano Pew para explicar que el porcentaje de mujeres inmigrantes en Estados Unidos ha descendido en los últimos 25 años, mientras que a nivel mundial siguió en aumento, según un estudio publicado. De acuerdo al análisis, Estados Unidos es el único país del primer mundo que ha visto una baja en el porcentaje de mujeres inmigrantes. La cifra cambió de 53,2 por ciento en 1980 a 50,2 por ciento el año pasado. A nivel mundial, las mujeres han seguido migrando en niveles más altos, pasando de 47,2 por ciento a 49,6 por ciento el año pasado, según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), analizados por el centro. Este descenso porcentual en el país se debe en parte a que desde los años 80 ha aumentado notoriamente el número de migrantes hombres, explica Richard Fry, autor del estudio. "En los últimos 25 años con un flujo mayor de México y Sudamérica, una gran proporción de inmigrantes ha sido significativamente masculino". Estados Unidos, contrario a otros países industrializados, genera más trabajos que no requieren formación profesional y que suelen atraer mayormente a la fuerza laboral masculina. Y esta fuerza masculina suele llegar por la puerta de atrás. En la ola de inmigración -en particular desde Latinoamérica en la década de los 90, cuando la población ilegal superó a la población con residencia permanente- un mayor número de recién llegados eran hombres. De hecho, según números que maneja el centro, el 58 por ciento de los estimados 11 millones de indocumentados eran hombres en el 2004. Sin embargo, el estudio muestra que las estadísticas en la población con residencia legal van a la par con la del resto del mundo puesto que el 52 por ciento de los inmigrantes con estatus legal, son mujeres. Según expertos, más hombres de México y Centro y Sudamérica se arriesgan para entrar ilegalmente al país, dejando a esposas e hijos en sus países. En los 90 aumentó el número de mujeres que entró legalmente tras ser auspiciadas por sus maridos que se legalizaron con la reforma migratoria de 1986, señaló Fry. Varios analistas del debate sobre la reforma migratoria piensan que si se aprueba un plan similar al de 1986, que dé ciudadanía a los indocumentados y la oportunidad para traer a sus familias, en la próxima década se podría ver más mujeres viniendo legalmente. El estudio muestra también que las características de la mujer inmigrante han cambiado desde 1980. Ahora llegan con un nivel más alto de educación, tienen menos hijos y mejores salarios. O también logran mayores estudios dentro del país, como Martha, quien completó en Maryland su escuela secundaria, siendo madre soltera. Casi el 50 por ciento de las recién llegadas son egresadas o tienen cierto nivel de educación universitaria mientras que la cifra no alcanzaba ni a un tercio en 1980. Este nivel educativo contribuye a que sus ingresos sean también mucho mayores, dijo Fry. Los ingresos de las mujeres inmigrantes se han triplicado desde 1980, según el reporte. Un aumento significativo en comparación al aumento salarial entre los hombres, que es de un poco más del doble.

Descarga la aplicación

en google play en google play