Escúchenos en línea

Sugieren que inmigrantes sin documentos den en adopción un hijo para no ser expulsadas de España

Madrid, España. Agencias | 14 de Marzo de 2019 a las 12:59

El opositor Partido Popular español (PP, conservador) propuso que las mujeres inmigrantes que estén en situación irregular en España no puedan ser expulsadas del país si dan un hijo en adopción. La medida apunta, al parecer, a embarazadas que inician el trámite para entregar a sus bebés. El resultado de la iniciativa fue una ola revuelo, controversia y escándalo.

La medida ya se aplica, por ejemplo, en la región de Madrid. Y ahora el PP la quiere extender a toda España con una ley de "apoyo a la maternidad" si llegan al poder en las elecciones generales del 28 de abril.

Desde el PP explican "buenas intenciones", como evitar que la madre que se acerca a entregar a su hijo en adopción no corra el riesgo de ser deportada cuando indica que está en situación irregular. Con lo cual, mientras dure el proceso de adopción la mujer no puede ser expulsada.

En otras palabras, si las inmigrantes irregulares entregan al bebé en adopción no serán expulsadas de forma inmediata, aunque una vez terminado el proceso de adopción, sí pueden ser devueltas a sus países por cualquier otro motivo recogido en la ley.

Esta idea de "apoyo a la maternidad" fue presentada por el líder del partido, Pablo Casado, de cara a las elecciones generales del 28 de abril, para los que los sondeos dan al PP un retroceso en favor del nuevo partido de extrema derecha Vox

En plena precampaña electoral, Casado reiteró el domingo que quiere apostar por la "cultura de la vida" con medidas fiscales, económicas y de apoyo a la familia, aunque sin citar esta medida, que ha generado polémica.

Pero Casado aseguró este jueves que es "víctima" de una "fake news" ("noticia falsa") cuando le atribuyen la medida de "blindar" la estancia en España de mujeres inmigrantes embarazadas que ofrezcan su bebé en adopción, algo que negó porque le parece "una barbaridad".

Defendió que lo único que pretende su partido es extender a todo el país una medida que ya funciona en las regiones gobernadas por el PP, basada en garantizar la confidencialidad a las mujeres que quieran entregar un bebé en adopción y evitar así el abandono.

Casado afirmó que está "absolutamente comprometido" con la defensa de las mujeres embarazadas para que, "en cualquier circunstancia administrativa", tengan "todo el apoyo" de la administración pública, "decidan lo que decidan".

Ola de críticas

Pero la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, la socialista Carmen Calvo, se preguntó en Twitter: "¿Qué clase de maternidad se defiende cuando se propone que los hijos sean separados de sus madres a cambio del algo? ¿En qué nos convertimos las mujeres entonces? Y sobre todo, ¿qué clase de humanidad se perfila? Falta feminismo".

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, definió a los responsables del PP como "secuestradores de niños" en su cuenta de Twitter. También los llamó "machistas, racistas, clasistas" y "fascistas"

"Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder", concluyó en alusión al PP.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien dijo que las palabras de Casado le recuerdan a "la España de los años 60, en la que a las mujeres en condiciones difíciles económicas y sociales las instituciones les hacían saber que debían desprenderse de sus hijos"

El Partido Popular reaccionó a las críticas asegurando que su partido pretende "lo contrario" de lo que se le acusa, pues se trata de que este proceso "no sirva para iniciar un proceso de expulsión" y se proteja al menor y la mujer. Y negó que proponga no expulsar a las inmigrantes irregulares a cambio de que entreguen a sus hijos en adopción.

Desde extranjería explicaron que no existe un intercambio de datos por el que una mujer que inicia el proceso para dar a su hijo en adopción tenga que temer que la expulsen al dar su nombre.

Los líderes de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, también se mostraron escandalizados con la propuesta, de la que dijeron que supondría tratar a esas mujeres "poco menos que como proveedoras de hijos".

Desde 2009 el gobierno regional de Madrid tiene un programa dirigido a inmigrantes y a mujeres en situaciones de marginación a las que ofrece garantías jurídicas y de seguridad si desean renunciar al cuidado de sus hijos, pero no da derecho al permiso de residencia.

Fuentes del PP dijeron desconocer cuántas mujeres inmigrantes están en la situación de entregar a su bebé en adopción, aunque sí señalaron que un alto porcentaje de abortos se produce entre "mujeres inmigrantes sin medios".

En Estados Unidos

Muchas iglesias cierran sus puertas porque están colmadas de inmigrantes en busca de asilo

Desde octubre pasado han recibido un promedio de 41.000 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos. Ya no tienen comida para darles.


Descarga la aplicación

en google play en google play