Escúchenos en línea

Buscan a 10.000 migrantes de cuatro países supuestamente ligados a terrorismo

Washington. Telemundo | 16 de Abril de 2019 a las 15:22

De los aproximadamente 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, cerca de 10.000 provienen de países considerados por el Gobierno como promotores del terrorismo, según documentación oficial.

Este dato está siendo utilizado por la prensa ultra-conservadora para azuzar al miedo a los inmigrantes y resaltar su presunta vinculación con la criminalidad, una tesis alentada por el presidente, Donald Trump, pero desmentida por las estadísticas oficiales.

El dato proviene del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), según informa la organización IRLI, cuya misión declarada es “proteger a los estadounidenses de los efectos dañinos de la inmigración masiva”.

En junio de 2018 había 10.340 inmigrantes indocumentados en Estados Unidos provenientes de los cuatro países considerados como promotores del terrorismo por el Departamento de Estado: Irán (6.331), Siria (2.128), Sudán (1.860) y Corea del Norte (21).

Esto incluye a los que tienen una orden final de deportación y los que están aún siendo procesados por las cortes de inmigración (que, por tanto, podrían quedarse finalmente legalmente; son la mayoría, 5.937).

Irán, Siria y Corea del Norte están incluidos en el veto decretado por Trump tras su llegada a la Casa Blanca, junto con Libia, Somalia y Yemen. Sudán, no.

Los ciudadanos de los países incluidos en el veto deben solicitar un permiso especial para viajar a Estados Unidos, pero sólo el 6% lo obtuvieron durante los primeros 11 meses en los que estuvo en vigor, según la agencia de noticias Reuters. 

Así, de 38.000 peticiones entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, sólo se dio el visto bueno a 2.216, de las que 670 aún esperan el visado.

La organización anti-inmigración IRLI aprovecha esos datos para mencionar la presunta existencia de “células durmientes” de terroristas iraníes en Estados Unidos.

Y enlaza la posible presencia de inmigrantes de estos países con el peligro que suponen, a su juicio, las ciudades santuario, que limitan al máximo la colaboración con ICE.

“Mi principal preocupación no es cuántos terroristas han sido arrestados entrando ilegalmente en el país, sino cuánto se escaparon”, declaró el ex director de ICE Thomas Homan, alentando estas tesis.

El pasado mes de enero, la Casa Blanca insistió en que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza intercepta a unos 4.000 terroristas o sospechosos de terrorismo cada año.

Sin embargo, las estadísticas oficiales indican que sólo 41 de estos individuos entraron a través de la frontera en los seis primeros meses del año fiscal de 2018, y 35 eran estadounidenses o residentes permanentes en el país.


Descarga la aplicación

en google play en google play