Escúchenos en línea

Quitan carnet a latinos legales porque sospechan de fraude

Denver, Colorado. Agencia EFE. | 18 de Marzo de 2008 a las 00:00
La estricta aplicación de las leyes de Colorado para evitar que los indocumentadas accedan a beneficios públicos ha llevado a que algunos latinos, ciudadanos estadounidenses, se queden sin ningún documento de identidad. Según Eddie Soto, coordinador de Los Compañeros, una organización de defensa de los derechos civiles de los latinos con sede en la ciudad de Durango, la División de Vehículos Motorizados (DMV, en inglés) de Colorado ha "confiscando inapropiadamente" documentos de identidad de ciudadanos de origen latino. La situación es un efecto de la aplicación de la ley HB06S-1023, en vigor desde agosto del 2006, que implementó un nuevo sistema de verificación de documentos para quienes quieren obtener o renovar sus licencias de conducir. Soto experimentó los problemas creados por esa ley cuando, a finales del 2006, perdió sus documentos y no pudo obtener una copia de su licencia de conducir ya que no contaba con todas los documentos de identificación solicitadas por el DMV. Incluso al mostrar su certificado de nacimiento en Texas, la licencia le fue negada "por sospecha de fraude o de intento de cometer fraude", debido a la presencia en Colorado de certificados de nacimiento falsificados de Texas. Aún peor, su certificado le fue retenido por el DMV, dejándolo sin el único documento original que poseía. Otro latino, Israel Rodríguez, de Nuevo México y de 21 años, pasó por una situación similar cuando llegó el pasado 12 de marzo a la oficina del DMV en Durango a solicitar una licencia de conducir, debido a que se mudó a Colorado, pero la licencia le fue negada y sus documentos retenidos, incluyendo su licencia antigua, su tarjeta del Seguro Social y su certificado de nacimiento. "Rodríguez ahora no tiene ninguna forma de identificación. Para mí, ésta es una manera muy inadecuada que tiene el DMV para tratar con estas situaciones", sostuvo Soto. Alarmado por la confiscación de sus documentos, Rodríguez llamó a la policía de Durango, sólo para enterarse que efectivamente el Departamento de Impuestos de Colorado (que supervisa el DMV) tiene esa facultad. Además, Rodríguez ahora está acusado de intento de fraude, porque alguien con el mismo nombre pidió y obtuvo una licencia de conducir en Durango en el 2001, aunque las huellas digitales de esa persona no coinciden con las de Rodríguez. Tanto la policía de Durango como el Departamento de Impuestos ahora están investigando el caso para determinar si Rodríguez fue víctima de robo de identidad. Pero para Soto, la manera en que el DMV lo trató a él y a Rodríguez es "una violación de los derechos civiles de los ciudadanos estadounidenses".

Descarga la aplicación

en google play en google play