Escúchenos en línea

Ciudad de Florida rechaza medida contra inmigrantes

Agencia EFE. Desde Orlando, Florida. | 18 de Agosto de 2006 a las 00:00
La ciudad de Palm Bay, en el centro de Florida, votó en contra de una propuesta que buscaba penalizar a empresas que contratasen inmigrantes indocumentados, y la convierte en la segunda en el estado en rechazar una medida de este tipo. La iniciativa fue rechazada por tres de los cinco miembros del Concejo de la localidad, al sureste de Orlando, tras un intenso debate público de más de cinco horas que comenzó anoche y se extendió hasta la madrugada de hoy. Tras la decisión, decenas de activistas, líderes comunitarios e inmigrantes que asistieron al debate en el abarrotado recinto del Concejo celebraron lo que calificaron como una victoria. La propuesta, impulsada por el concejal Andy Anderson, pretendía establecer multas de hasta 500 dólares contra quienes contratasen inmigrantes indocumentados y habría denegado contratos con la alcaldía a aquellas empresas que incurrieran en la falta. En su último debate hoy, dos concejales que inicialmente habían apoyado la medida, cambiaron de parecer por considerar que la misma "no era lo que la mayoría de la comunidad deseaba" y "promovía prejuicios contra los hispanos". En una primera audiencia, celebrada a mediados de julio, la ordenanza recibió luz verde en un acalorado debate tras el cual los concejales se inclinaron a favor de imponer multas en lugar de cargos criminales a los negocios que incumplieran con la medida, como estaba previsto inicialmente. Se trata de la segunda ordenanza de este tipo en ser rechazada en Florida, luego de que la localidad de Avon Park, al sureste de Tampa, no aprobara el mes pasado una medida que también buscaba penalizar a quienes emplearan o alquilaran viviendas a inmigrantes sin papeles. Margarita Romo, que participó en el debate en representación de la organización "Farmworker Self-Help", consideró la "derrota" de esta medida como un triunfo para la comunidad inmigrante. "Con esta decisión estamos apagando la lumbre del odio, el racismo y la discriminación contra los indocumentados en nuestro estado, definitivamente es una victoria muy importante", señaló a Efe la activista tras escuchar la decisión del Concejo. La Unión de Libertades Civiles (ACLU), el Centro de Apoyo a Inmigrantes de Florida y el Fondo Puertorriqueño de Educación y Defensa Legal (PRLDEF) habían manifestado su intención de desafiar la ordenanza en las cortes. Evelia Menjívar, activista de la organización "United Farm Workers", que exhortó al Concejo a sopesar su voto durante la audiencia, se mostró complacida con la decisión, que aseguró sienta un precedente para otras ciudades que busquen implementar medidas contra los inmigrantes indocumentados. "Para nosotros esto es el mayor triunfo que hemos tenido porque le demuestra a otras comunidades que están intentando pasar ordenanzas contra los inmigrantes que ahí donde lo intenten, las vamos a derrotar", dijo a Efe Menjívar al culminar el debate. Las localidades de Avon Park y Palm Bay intentaron seguirle los pasos a la ciudad de Hazelton, Pensilvania, que a principios de julio aprobó una ordenanza que niega la licencia empresarial a aquellos negocios que contraten indocumentados y multa a los caseros que les alquilen sus viviendas. "Los grupos anti-inmigrantes van a tener que irse a otro estado, porque aquí les hemos dado la batalla en los dos lugares de Florida donde lo han intentado y vamos a seguir atentos luchando a favor de nuestra gente", agregó la activista. Palm Bay es una ciudad costera de poco más de 100.000 habitantes de los cuales aproximadamente 8.000 son hispanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play