Escúchenos en línea

Redadas contra delincuentes y otros que evaden órdenes expulsión

Rosendo Majano, agencia EFE. Desde Washington. | 18 de Agosto de 2006 a las 00:00
El servicio policial de Inmigración afirmó que está dando prioridad a la búsqueda de más de 400.000 extranjeros delincuentes y otros evasores de órdenes finales de deportación aunque también indaga sobre indocumentados. En los últimos meses, los grupos de derechos civiles y de defensa de los inmigrantes han alzado su voz contra lo que consideran nuevas "redadas injustificadas" en diversos puntos de EEUU por parte del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Según estas organizaciones, algunos de esos inmigrantes han sido arrestados en sus centros de trabajo y puestos casi de inmediato en un proceso de deportación sin tener en cuenta que con este proceder causan la disgregación familiar. Una de las dirigentes del Consejo Nacional La Raza, Cecilia Muñoz, dijo a Efe que esta clase de acciones hacen imperativo la aprobación de una reforma de inmigración amplia que sustituya al "deficiente" sistema migratorio actual. El representante demócrata ante la Cámara Baja, Luis Gutiérrez, de Illinois, uno de los férreos defensores de los derechos de los inmigrantes, declaró que el gobierno del presidente George W. Bush debe decidir una moratoria en las deportaciones. Gutiérrez recordó a Bush que las deportaciones contradicen sus afirmaciones de que su política pública es la de darle una oportunidad a los indocumentados para obtener su residencia permanente ("green card"). Representantes del ICE sostienen que su obligación -"por mandato legal"-, es dar cumplimiento a la lucha contra los extranjeros indocumentados, los delincuentes foráneos y las redes de contrabando humano. Asimismo, alegan que tienen el deber y la obligación de cooperar en operativos internacionales contra el crimen organizado y el lavado de dinero. Así, por ejemplo, la titular del ICE, Julie Myeres, anunció hoy que con la ayuda de su entidad, Brasil desarticuló esta semana un esquema de fraude comercial montado con el propósito de evadir unos 200 millones de dólares en mercancías, y en el que había sospechosos de ese país y EEUU. El ICE ha indicado que, de momento, mantiene entre sus prioridades el investigar estos y otros delitos financieros, y dar con el paradero de más de 400.000 inmigrantes ex convictos en los Estados Unidos. Las pesquisas incluyen las viviendas donde se sospecha que se les da cobijo a esas personas según algunos afectados por los operativos, aunque este extremo no ha sido reconocido por el ICE. Simultáneamente a estos operativos, los agentes de la entidad policial llevan a cabo investigaciones para detectar y arrestar a los inmigrantes que no han cumplido las órdenes finales de deportación, las que son emitidas después que los interesados agotan todos los recursos legales de que disponen. Para fortalecer sus acciones contra los inmigrantes que se quedan en el país tras cumplir sus condenas de cárcel purgadas por diversos delitos, el ICE ha creado siete nuevos equipos de agentes especializados en esta clase de tareas. Esos grupos están ya funcionando en Atlanta (Georgia), Houston (Texas), Los Angeles (California), Newark (Nueva Jersey), Raleigh (Carolina del Norte) y en Washington. Myers dijo que "EEUU es un país de leyes y de oportunidades", pero que si un juez ordena la deportación de determinados inmigrantes "esa decisión es de cumplimiento obligatorio". Desde su creación, en 2003, los equipos de búsqueda de indocumentados han arrestado a unos 52.000 individuos originarios de diferentes países, de los que 22.669 estaban reclamados por la justicia por homicidios, delitos sexuales contra menores de edad, robo, asaltos violentos, narcotráfico y otras transgresiones a las leyes de EEUU.

Descarga la aplicación

en google play en google play