Escúchenos en línea

Inmigrantes divorciados son más propensos al suicidio

Los Angeles, California. Agencia Notimex. | 19 de Marzo de 2008 a las 00:00
Los inmigrantes divorciados son más de dos veces propensos a cometer suicidio que los divorciados nacidos en Estados Unidos, concluyó un estudio difundido el miércoles en Los Angeles. La investigación de la Universidad de California en Riverside aparece en la edición de marzo "Archivos de Suicidios", realizada por el profesor en Sociología Augustine J. Kposowa. El informe encontró que los inmigrantes divorciados que logran permanecer por más tiempo en este país son menos propensos a cometer suicidio, a diferencia de los recién llegados. Al mismo tiempo y según un estudio anterior del mismo autor, el riesgo de suicidio cuando el matrimonio fracasa es más alto que en otros casos y es mayor entre hombres que entre mujeres. La investigación de Kposowa fue realizada junto con el capitán del Departamento del Sheriff del condado de Riverside, James P. McElvain, quien tiene una carrera en Sociología de la UCR, y el sociólogo Kevin D. Breault. Los investigadores se enfocaron en el condado de Riverside, una comunidad a unos 100 kilómetros al sureste de Los Angeles y con predominio de inmigrantes dedicados a la actividad agrícola. Este condado es uno de los de mayor crecimiento poblacional en la nación y en donde en 2000 cerca de uno de cada cinco residentes eran nacidos fuera de Estados Unidos. El estudio indicó que alrededor del 15 por ciento de las víctimas de suicidio de más de 15 años eran inmigrantes. En el condado de Riverside, el promedio de suicidios entre 2000 y 2002 fue de 10.4 por cada cien mil, ligeramente superior al promedio de California, que es de 9.1 por ciento por cada cien mil, se destacó. Usando los reportes de muertes desde 1998 hasta 2001 y al Censo Nacional del 2000, los investigadores no encontraron una relación significativa entre la inmigración y el suicidio. Pero al enfocarse a los inmigrantes, y a las precisiones en el estado civil y el tiempo de permanencia en este país, se encontraron significativos factores. Los inmigrantes divorciados que viven en Estados Unidos de 10 a 19 años son más propensos a suicidarse en una proporción de tres a uno que aquellos que han permanecido por más de 20 años, resaltó. El más importante hallazgo de esta investigación es que la integración social ofrece importante inmunidad frente al suicidio entre los inmigrantes, escribieron los investigadores en su reporte. "La integración social es crítica y tener consideración a la habilidad para obtener la preparación y los vínculos necesarios para conseguir empleo y responder a sus deseos económicos", abundó. La mayoría de los inmigrantes viene aquí con la esperanza de tener éxito financiero y enviar dinero a familiares en su lugar de origen, y el no conseguirlo podría elevar el riesgo de suicidios por la verguenza de "regresar sin nada", indicó el estudio. El grupo que requiere más atención es el de los recién llegados, y ahí es donde se debe orquestar una política de asistencia a fin de reducir índices de suicidios, así como ansiedad, depresión y problemas de aculturación, finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play