Escúchenos en línea

Las deportaciones, sólo la punta del «iceberg»

Por Lurdes C. da Silva. El Latino Expreso, de Rhode Island y Massachusetts . | 21 de Marzo de 2008 a las 00:00
El hombre mentalmente incapacitado fue arrestado y encarcelado por un delito menor de traspaso. Por alrededor de tres meses, su familia lo buscó en refugios, cárceles y morgues en México. De acuerdo a una demanda interpuesta unas semanas atrás en nombre de Guzmán y en contra del Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Alguaciles del Condado de Los Angeles, por parte de la Unión Americano de Libertades Civiles, con el propósito de que él para poder sobrevivir buscó comida en latas de basura y que se bañaba en los ríos. Aunque él intentó de entrar a los Estados Unidos en varias ocasiones, él siempre fue enviado de vuelta. Él fue encontrado el pasado mes de agosto cerca de la frontera de Calexico y se pudo reunir con su familia. "Yo nunca olvidaré como Pedro lucia cuando él finalmente regresó de vuelta a Estados Unidos - agotado y desnutrido", dijo el hermano de Guzmán, Michael a Prensa Asociada. "La vida de Pedro ha cambiado para siempre por lo que el gobierno le ha hecho a él". En una declaración dada a conocer por parte de aduanas e inmigración, una rama del Departamento de Seguridad Interna, llamó el incidente como "un caso único de su tipo" y agregó diciendo que más de 1 millón de inmigrantes ilegales han sido deportados desde el comienzo de la agencia. Sin embargo, Michael Rosembloom, un abogado supervisor del Centro de los Derechos Humanos y Justicia Internacional del centro educativo Boston College, dijeron que el caso de Guzmán no es un incidente aislado. "Esto es solo la punta del 'iceberg'", le dijo ella al periódico hermano O Jornal. Ella dijo que su centro tiene conocimiento de por lo menos ocho casos en los cuales ciudadanos americanos han sido sacados fuera del país. "Estos casos llamaron la atención de la gente porque estas son personas ciudadanas de Estados Unidos, sin embargo, lo que ellos quieren demostrar es solo la delineación del problema en el sistema, en el que cualquiera que está en este vasto sistema de detención de inmigración se siente muy familiar", dijo ella. Una de estas personas es Deolinda Smith-Wilmore, una mujer ciega de 71 años y padeciente de esquizofrenia, nacida en la ciudad de Nueva York de padre descendiente de afro-americano y un inmigrante de la Republica Dominicana. Por razones que aparentan ser relacionadas a su salud mental, ella se identifica como dominicana, mientras estaba en prisión por asalto a un vecino. De acuerdo a Smith-Willmore, ella informó a los oficiales de inmigración de su estatus de ciudadanía americana cuando fue detenida, pero no se hizo ningún intento de verificar su reclamo de ciudadanía y no fue referida a un juez de inmigración. Ella pasó por el proceso de administrativo de retiro o deportación. A su llegada, el gobierno de la Republica Dominicana la alojó en una casa de reposo y le consiguió un abogado americano para ella y quien pudo conseguirle rápidamente una copia de su acta de nacimiento, dijo Rosembloom. Rosembloom - quien testificó ante el Comité Judicial de la Cámara de Representante de Estados Unidos del Subcomité de Inmigración, Ciudadanía, Refugiados, Seguridad Fronteriza y la Ley Internacional durante una audiencia de los problemas de los interrogatorios por parte de inmigración (ICE), Procedimientos de Deportación y Detención celebrado el 13 de febrero, mantiene de que cada de estos errores son "virtualmente inevitables bajo las nuevas leyes de deportación". "Nosotros no creemos que ellas (las leyes de inmigración) proveen suficientes garantías para detener este tipo de casos como este", dijo ella. Gary E. Mead, subdirector de la Oficina de Operaciones de Detención y Deportación de inmigración (ICE), con relación a la garantías implementadas por ICE, dijo que "Aunque Inmigración nunca ha detenido con conocimiento o de forma intencional o deportado un ciudadano americano, el Departamento de Inmigración está en la actualidad evaluando su política y procedimiento para determinar si inclusive se pueden implementar mayores garantías para prevenir el ejemplo infrecuente donde este evento ocurre". Él dijo que Inmigración anticipa completar la evaluación en los próximos 30 días. Rosenbloom cree que la agencia debe adoptar una forma de manejar los detenidos que aparenten tener pruebas validas de ciudadanía americana. Ella dijo que un reciente estudio reportó que siete por ciento de los ciudadanos americanos y que el 12 por ciento de los ciudadanos que tienen de ingreso menos de 25,000 dólares al año no tienen acceso ya listo para probar su ciudadanía, tales como pasaporte americano, papeles de naturalización o un certificado de nacimiento de Estados Unidos. Y como demuestra el caso de Guzmán y Smith-Willmore, inclusive aquellos con actas de nacimiento americana en archivo pueden llegar a ser deportados.

Descarga la aplicación

en google play en google play